Fotografiando viajes

test

Onsen o baño tradicional japonés. ¡Disfrútalo!


Entrada a un Onsen japonés


Los onsen o baños tradicionales japoneses son una experiencia muy recomendable en tu visita a Japón.

Es casi imposible viajar por Japón y no encontrar un onsen. Muchos hoteles, ryokanes y guesthouses disponen de este tipo de baños y sin duda debes visitarlos si viajas a Japón.


Pero ¿qué es realmente un onsen?


Son los baños tradicionales japoneses que aprovechan el calor natural de las aguas termales procedentes de la gran actividad volcánica de esa tierra. Además, estas aguas termales con sus diferentes sales tienen propiedades beneficiosas para la salud y el cuidado de la piel.

En cada onsen hay uno o varios ofuro ( como denominan a las bañera/piscina), con diferentes temperaturas (típicamente entre 38-44ºC) y con diferentes sales. Algunos onsen tienen sauna, yakuzzi, rotemburos (así se llaman los onsen que se encuentran al aire libre) y otros, como el que visitamos en Kioto, incluso tiene una piscina con pequeñas descargas eléctricas...¡qué sensación más extraña sentir esas descargas!


¿Qué hacer al entrar en un onsen?


Da igual que el onsen sea muy grande con varios ofuros (como los de Kinosaki Onsen) o que sea un pequeño onsen de un hotel o una guesthouse, los pasos son siempre los mismos en el onsen


Pasos a seguir:
  1. Al llegar al onsen, si es necesario, abona el ticket o sella el que te habrán dado en el hotel.
  2. Si lo necesitas puedes comprar jabón, champú o alquilar toallas (posiblemente en el hotel os entregarán una).
  3. Pasa a la zona de vestuarios. Cada onsen tiene zonas de baño separadas para hombres y para mujeres.
  4. Desnúdate completamente y guarda todas tus cosas en las taquillas que hay en la zona de vestuarios.
  5. Entra en la zona de baños completamente desnudo, solo puedes llevar una pequeña toalla de mano que sirve para lavarte y para secarte la cara ya que hace calor.
  6. Al entrar en la zona de baños, lo primero que encontrarás en la entrada un grifo o un recipiente grande con agua. Sirve para lavarte antes de entrar en los ofuros (piscinas/bañeras).
  7. Luego ya puedes meterte en los distintos ofuros o piscinas, remojarte un rato y disfrutar de lo lindo. No te metas en los ofuros con la toalla, ésta se pone sobre la cabeza o se deja apartada en un lugar cercano.
  8. Entre baño y baño en los ofuros, puedes pasar a la zona de lavado. Allí tienen un montón de grifos y en cada uno de ellos un taburete pequeño y un cubo. Posiblemente os asombrará el lavado tan concienzudo que realizan los japoneses. Se sientan en pequeños taburetes y se lavan y frotan a conciencia durante un buen rato.
  9. Cuando acabes de lavarte, llena el cubo de agua, échalo sobre el taburete y sobre la zona que has utilizado y deja la zona de lavado recogida
  10. Vuelve a la zona de baños cuantas veces quieras. No hay límite de tiempo.
  11. Cuando acabes, regresa al vestuario y vístete.

En la recepción del onsen suele haber una zona con máquinas y sillones para tomar algo y esperar al resto de personas.

NOTA: existe la norma de no dejar entrar a nadie que lleve tatuajes. En Japón los yakuza (mafia japonesa) llevan grandes tatuajes que les identifican, por lo que no se les permite la entrada para evitar problemas. Dependiendo del onsen, son un poco más permisivos con los extranjeros ya que entienden que los llevamos como decoración. De todas formas, mejor preguntar antes.

plano con las distintas áreas de un onsen o baño tradicional japonés
Plano con las distintas zonas de un onsen



No hay comentarios

Gracias por tu comentario