Lago Yamdrok: aguas turquesa entre Lhasa y Gyantse

lago Yamdrok en Tibet


El lago Yamdrok, también llamado Yamzho Yumco, es uno de los tres grandes lagos tibetanos, lagos que por cierto, son sagrados para los budistas del Tibet.

Dos de estos lagos, además de ser muy recomendable su visita, son fácilmente accesibles desde Lhasa a pesar de no estén en la misma carretera. Al norte de Lhasa, se encuentra el lago Namtso, el más alto del mundo de entre los grandes lagos, a 4718m de altura. Al suroeste de Lhasa y de camino hacia la ciudad de Gyantse, aparece a 4440 metros de altura, el lago Yamdrok cuyas aguas de un color azul turquesa te dejarán boquiabierto.

El lago Yamdrok es una enorme masa de agua de 638 km2 de superficie azulada, y 72 kilómetros de longitud. Sin embargo se trata de un lago lleno de recovecos, que entran y salen rodeando las montañas cercanas.

El lago es visible desde la misma carretera que une Lhasa a Gyantse, y el paisaje es espectacular aunque distinto a lo que puedes tener en la cabeza a priori. Desde casa, antes de verlo, y sabiendo que está rodeado de montañas de más de 7.000 metros, nos imaginábamos un paisaje rocos, pedregoso, de color marrón grisáceo con un lago de aguas oscuras. Sin embargo lo que nos encontramos fue totalmente distinto. El paisaje es el típico de la meseta tibetana, es decir, pequeños montículos y montañas de cima redondeada, totalmente cubiertas de vegetación típica de alta montaña, sin árboles o bosques, pero todo de color verde. El agua del lago, es ese color azul turquesa que te cautiva y te pasarías horas observándo. Y de fondo, como colofón de esta postal de la naturaleza, sí que se vislumbran las cumbres nevadas que fácilmente rebasan los 7000 metros.


lago Yamdrok en Tibet

lago Yamdrok en Tibet


Pero el lago, además de visitado por su belleza es punto de peregrinación para los budistas de la zona...¿por qué?.
En el Tibet, antes de que llegara el budismo, los tibetanos seguían la religión Bön, una religión animista que veneraba muchos elementos de la naturaleza entre ellos los lagos, montañas y ríos. Cuando el budismo desembarcó en el Tibet, no aniquilaron y borraron la religión Bön sino que crearon una fusión de ambas, de ahí algunas peculiaridades del budismo tántrico tibetano no presentes en otros países budistas. Ahora entenderás porqué los budistas tibetanos peregrinan hasta el venerado lago Yamdrok, considerado un talismán.

La carretera de Lhasa a Gyantse son 265 kilómetros de asfalto, curvas y subidas de puertos de montaña, ten cuidado con el Mal de Altura. Ir en coche de una a otra ciudad lleva unas 6 horas, pero afortunadamente el lago Yamdrok está justo a mitad de camino, siendo una formidable excusa para hacer una parada larga y tomar abundantes fotografías.

Nosotros vimos el lago al atardecer, por lo que llegamos a Gyantse ya de noche. Los cielos estrellados que puedes observar en esta parte del mundo con tan poca contaminación lumínica, son simplemente fantásticos. Millones de puntos de luz adornan la cúpula celeste en cualquier lugar de la meseta tibetana...no te lo pierdas.


Nuestra valoración  ★★★★✰
   - Parada obligada de Lhasa a Gyantse (dos puntos imprescindibles en el Tibet)
Posición GPS del lago Yamdrok: 29.168369, 90.524974
Míralo en GoogleMaps


lago Yamdrok en Tibet



lago Yamdrok en Tibet


flickr
Todas las fotos del TIBET



0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario