Fotografiando viajes

test

Costa oeste de la isla sur, glaciares y helechos junto al mar



Carretera costa oeste Nueva Zelanda


La costa oeste de la isla sur de Nueva Zelanda nos sorprendió por su frondosa vegetación que llega casi hasta la orilla del mar. Helechos gigantes cubren la mayor parte de las laderas montañosas de la carretera que discurre entre Haast y Westport.  Más de 400 kilómetros de hermosos paisajes costeros.



Puntos interesantes a lo largo de la costa oeste


La carretera discurre en su mayor parte pegada al mar y aunque ya solo por el paisaje merece la pena hacer este recorrido, además encontrarás muchos puntos interesantes a lo largo de la ruta, como son, de sur a norte:

  • Caminata Dune Walk
  • Mirador Knight,s point con vistas infinitas del mar
  • Glaciares Fox y Franz Josef (os hablamos de ellos con más detalle en otra entrada)
  • Hokitika gorges con sus aguas de color turquesa
  • Punakaiki o pancake rocks y su extraño paisaje costero
  • Cabo Foulwind donde ver focas


Carretera costa oeste Nueva Zelanda
Miradores
costa oeste
Carretera de la costa

costa oeste
Playas costa oeste




Dune walk


A pocos kilómetros de la localidad de Haast, en Ship Creek, se puede realizar esta pequeña pero interesante caminata.

El camino discurre por un bosque de helechos hasta un mirador a orillas de una pequeña laguna y vistas al mar. Se puede regresar hasta el aparcamiento por el mismo camino o por la orilla de la playa. Allí, si tenéis suerte como nosotros, podréis ver delfines hector a pocos metros de distancia o alguna foca en las piedras cercanas. Según los carteles informativos, es posible ver pingüinos de ojos amarillos, aunque es muy difícil porque son muy esquivos. Ya os hablamos de ellos y donde pueden verse en otra entrada del blog.

En total son 30 minutos ida y vuelta de caminata fácil y agradable.
Nuestra valoración ★★✰✰✰
Una interesante caminata por bosque de helechos y playa.

Dune walk en costa oeste


Dune walk en costa oeste


Dune walk en costa oeste


Dune walk en costa oeste

Mirador knight´s point


La carretera continúa bordeando la costa, con magníficas vistas del mar y la vegetación circundante. Pero, si queréis parar y disfrutar con tranquilidad de este hermoso paisaje, este mirador se encuentra a 27 kilómetros de Haast.

A partir de este punto la carretera abandona la costa y se adentra unos kilómetros hacia el este para llegar a los glaciares Fox y Franz Josef, de los que os hablamos con más detalle en otra entrada del blog. El trayecto entre los dos glaciares es sencillamente espectacular. Altas montañas al fondo y bosques de helechos interminables cubren los 25 kilómetros que distan entre ambos puntos.

Nuestra valoración ★★✰✰✰
Unas magníficas vistas de la costa.

Mirador Knight's point


Knight's point


Hokitika gorge


Después de ver los glaciares Fox y Franz Josef, la carretera regresa a la costa y llegamos a la población de Hokitika. A 28 kilómetros de allí se encuentra la garganta de Hokitika.

Un paseo de 30 minutos ida y vuelta y que cruza el rio Hokitika por un puente colgante depara unas vistas magníficas de sus aguas transparentes y de un intenso color turquesa. El lugar es muy parecido a las blue pools que se encuentran en la carretera entre Wanaka y Haast, en el parque nacional del Monte Aspiring. Al igual que en las blue pools, el agua del río proviene del deshielo de los glaciares cercanos y por ello tiene ese color tan especial.

El único inconveniente de este agradable paseo es la gran cantidad de sandflies que hay por todos lados. ¡¡No os olvideis el relec!!

Nuestra valoración ★★★✰✰
Si tienes tiempo suficiente, es un agradable lugar donde disfrutar del espectacular color azul turquesa de estas aguas.

Hokitika gorges


Hokitika gorges


Hokitika gorges


Hokitika gorges


Hokitika gorges
Hokitika gorges

Las Pancake rocks en Punakaiki


Desde Hokitika la carretera discurre en su mayor parte pegada a la costa. Cada curva del camino nos depara unos paisajes fascinantes del mar con sus pináculos de roca y al lado las montañas siempre verdes. El tramo que lleva hasta las pancake rocks es posiblemente una de las carreteras costeras más espectaculares del país.

Las pancake rocks son una de las atracciones turísticas de la costa oeste. Y con razón, porque este enclave tan curioso y extraño es sorprendente.

El nombre de Pancake rocks se debe a la forma de estas rocas de piedra caliza que parecen un montón de tortitas o pancakes una encima de la otra. Esta "pila" de crepes se ha formado alternando capas de roca caliza más dura y otra más blanda formada por sedimentos marinos.

En este paraje natural, además de las formaciones rocosas rayadas se pueden ver "géiseres" marinos, o chimeneas por las que el agua entra con gran fuerza hasta explotar a varios metros de altura. Lo ideal es visitarlo durante la marea alta para ver los chorros formados por las olas, pero no siempre se puede organizar el itinerario para coincidir con las mareas. En nuestro caso, llegamos cuando la marea estaba subiendo y nos encantó igualmente la visita. En el iSite informan del mejor momento del día para hacer el recorrido. Al lado del iSite hay un parking y justo enfrente la entrada a las pancakes.

El recorrido no lleva más de 45 minutos si se hace sin paradas para hacer fotos, para esperar a que salga algún chorro de las chimeneas que conforman el lugar o para observar la fuerza del agua que ha modelado esta zona. Nosotros estuvimos bastante más tiempo recorriendo las distintas pasarelas.

Nuestra valoración ★★★★✰
Un lugar sorprendente situado en un entorno espectacular.
Punakaiki, pancake rocks


Punakaiki, pancake rocks


Punakaiki, pancake rocks


Punakaiki, pancake rocks


Punakaiki, pancake rocks


Punakaiki, pancake rocks


Pancake rocks



Cabo Foulwind


A 17 kilómetros de Westport se encuentra este lugar que alberga una pequeña colonia de focas. Desde el parking hay un paseo de 15 minutos hasta la colonia, por un camino pegado al acantilado.

Las focas se encuentran en un saliente rocoso justo debajo del mirador, por lo que se ven desde bastante cerca.

Despues de observar a estos animales tan poco activos, se puede continuar hasta el faro por un camino que bordea el mar de 2 horas ida y vuelta. Si no os apetece caminar, se puede llegar al mismo faro en coche volviendo por la carretera que lleva a Westport, y tomar allí el desvío hasta el cabo. Está bien indicado. Nosotros solo visitamos la colonia y dimos un pequeño paseo, por lo que no podemos contaros detalles sobre la visita al faro.

Nuestra valoración ★★✰✰✰
Aunque no es una colonia muy grande, es un lugar muy bonito para pasear y ver de cerca estos animales tan perezosos.
cabo foulwind
Colonia de focas

cabo foulwind
Colonia de focas

cabo foulwind

Reefton


Desde Westport, nos dirigimos a esta población alejada de nuestra ruta hacia el norte porque habíamos leido que era como un viaje en el tiempo a la época de los buscadores de oro de Nueva Zelanda. Nos imaginábamos algo parecido a la interesante Arrowtown, pero nos pareció una visita decepcionante. 

El pueblo tiene una calle principal con algunos edificios que conservan un aire como de pueblo del oeste americano, pero poco más. 

Famoso por ser la primera localidad donde se instaló una central eléctrica en el país, tiene un recorrido "histórico" por la zona de muy poco interés. 

Nuestra valoración ★✰✰✰✰
No merece la pena desviarse, aunque si pasais por allí de camino a la costa este es un lugar agradable para hacer una parada.

Reefton
Calle principal de Reefton
flickr
Más fotos de Nueva Zelanda

No hay comentarios

Gracias por tu comentario