Qué ver en Evora, ciudad Patrimonio de la humanidad


Evora


El alentejo portugués, que significa "tierra más allá del Tajo", es una de las zonas geográficas más interesantes de Portugal. Llena de hermosos pueblos encaramados en pequeñas colinas, en las que se puede revivir parte de la historia de este país a través de sus restos y edificios históricos.

Uno de los pueblos más bellos y mejor conservados del alentejo es, sin duda, Evora. Un hermoso nombre para una ciudad en la que uno puede trasladarse a otra época paseando por sus calles empedradas.

El centro histórico de Evora está bien delimitado por unas murallas del siglo XIV. Este centro monumental es uno de los más ricos de Portugal y por ello fue declarado Patrimonio de la humanidad en 1986.

En la localidad o sus alrededores hay vestigios y restos que se remontan a época lejanas, como los restos megalíticos de Cromelech de los almendres, restos romanos como el templo de Diana, iglesias góticas, plazas medievales y edificios renacentistas.


Principales lugares de interés en Evora


El centro histórico de la ciudad puede recorrerse fácilmente a pie y en un día. Dentro de las murallas no hay mucho tráfico y algunas zonas son peatonales por lo que es una visita muy agradable para hacer caminando. Aquí os hablamos de algunos de los lugares más interesantes de la población y sus alrededores.
  • La plaza de Giraldo
  • Iglesia convento de San Francisco
  • La capilla de los huesos o Capela dos ossos
  • Templo romano de Diana
  • Sé (Catedral) de Evora
  • El palacio de los duques de Caraval y la iglesia de San Juan Evangelista
  • Recinto megalitico Cromeleque des almendres

La plaza de Giraldo


Situada en el centro del recinto amurallado, es el corazón de la ciudad. Esta plaza rectangular, adoquinada y rodeada de casas con soportales, sirve de punto de partida para visitar los monumentos más sobresalientes de Evora. En un día soleado, las terrazas de los cafés y restaurantes de la plaza se llenan de gente.

En un extremo de la plaza se halla la iglesia de San Antonio, y de uno de los lados sale la calle peatonal 5 octubre, que lleva hasta la catedral de la ciudad.

Evora
Plaza de Giraldo

Convento e Iglesia de Sao Francisco


Aunque el edificio, construido entre 1480 y 1510 en estilo gótico manuelino, no es especialmente hermoso por fuera, en su interior se encuentra uno de los lugares más visitados de Evora: la capilla de los huesos.

Además, puede visitarse una interesante colección de belenes o nacimientos, traídos de todos los rincones del Portugal y de otros lugares del mundo. Se trata de la colección privada de la familia Canha da Silva y tiene Belenes de múltiples materiales, estilos y tamaños. Incluso los visitantes poco amantes de los belenes tradicionales, disfrutarán de esta colección entre las que se encuentran verdaderas obras de arte.

Para acceder tanto a la exposición de nacimientos como a la capilla de los huesos hay que entrar por una puerta lateral, al lado de la puerta principal de la iglesia y pasar por un pequeño y sencillo claustro. Al final del mismo hay una sala decorada con unos hermosos azulejos donde se compra la entrada.

Primero se accede a la colección de belenes y a la terraza desde donde se ven las estrechas calles de la ciudad. También se puede visitar el museo sacro de la iglesia, que en nuestra opinión es menos interesante.  Por ultimo se accede a la capilla de los huesos, sobre la que os hablamos con más detalle a continuación.

Nuestra valoracion de la Iglesia: ★★★✰✰

Iglesia de San Francisco
Colección de Belenes

Iglesia de San Francisco
Belenes del mundo

Iglesia de San Francisco


Evora


Interior de la iglesia de San Francisco en Evora
Interior de la Iglesia de San Francisco

Capilla de los huesos o capela dos osos


Esta curiosa capilla es uno de los principales reclamos turísticos de Evora. Y no es para menos, ya que no es habitual encontrar lugares construidos con este estilo tan particular. Entrar en una sala, con una tenue iluminación y verse rodeado de craneos y otros huesos humanos no es una experiencia que pueda vivirse en muchos lugares del mundo. Aunque pueda parecer un lugar macabro y tenebroso, lo que uno siente al verse rodeado de calaveras humanas, es asombro y curiosidad por la historia de esta capilla tan particular.

Este lugar repleto de huesos humanos fue construido en el siglo XVI por un monje franciscano con el fin de concienciar a la gente de lo efímero de la vida humana. Por ello, a la entrada puede leerse la inscripción : Nosotros, los huesos que aquí estamos, por los vuestros esperamos.

Se calcula que hay cerca de 5000 huesos, pertenecientes a unos 800 personas. En una esquina puede verse el cadaver de un adulto y un niño atados con cadenas, aunque en el momento que visitamos la cuidad no se encontraban allí por estar en proceso de restauración.

No os perdais esta visita si estais en la ciudad, aunque la idea de estar rodeado de huesos pueda en principio resultar muy chocante.

Nuestra valoración de la capilla de los huesos  ★★★★★

Capilla de los huesos de Evora


Capilla de los huesos de Evora


Capilla de los huesos de Evora


Capilla de los huesos de Evora


Capela dos osos
Entrada a la capilla de los huesos

Templo de Diana


Del templo romano erróneamente asociado a la divinidad romana Diana, solo quedan 14 columnas de granito con capitales corintios de mármol de Estremoz.

Este templo construido en el siglo I ac. sufrió muchos avatares y destrucciones a lo largo de la historia. Fue modificado en el siglo II y III y destruido parcialmente en el siglo V. Durante la edad media los restos del templo fueron usados como base para construir el castillo de Evora, y las columnas permanecieron incrustadas en las paredes. Desde el siglo XIV hasta 1836 fue un matadero y en 1871 la estructura medieval del castillo fue destruida, dejando de nuevo las columnas tal y como pueden verse en la actualidad.

El acceso al templo está prohibido, solo puede verse desde fuera y es gratuito.

Nuestra valoracion ★★★✰✰
Templo de Diana


Catedral o Sé de Evora


La catedral, dedicada a Santa María, es inconfundible por su tamaño y su aspecto de castillo medieval. Su construcción inicial se remonta a 1186, aunque no se finalizó hasta 1250 y sufrió modificaciones posteriores a lo largo de la historia. El exterior completamente construido en granito es de estilo románico mientras que su interior es de estilo gótico con 3 naves y un impresionante rosetón.

Tanto la catedral como el claustro cierran a las 12h y reabre a las 14h. Tenedlo en cuenta a la hora de organizar vuestra visita.

Nuestra valoracion ★★★✰✰


Iglesia de San Juan Evangelista y Palacio de los duques de Caraval


Esta iglesia formaba parte del monasterio dos Loios o Monasterio de San Juan Evangelista. Fue construido en el siglo XV sobre lo que quedaba de un castillo medieval. En 1834 el monasterio fue cerrado, como en el resto de Portugal, por orden real tras la revolución liberal de 1820.

Parte del monasterio se convirtió en Pousada (algo similar a los paradores de turismo españoles) en 1965. Sin embargo, la iglesia de San Juan Evangelista es propiedad privada y pertenece a los duques de Caraval.

La nave de la capilla de San Juan Evangelista está enteramente cubierta de azulejos en tonos blancos y azules, pintados a mano y que se remontan a principios de 1700. En ellos se recrean escenas de la vida de San Lorenzo, fundador de la orden Loios.

También se accede a unas pequeñas salas posteriores, aunque éstas no tienen nada interesante que ver.

En mitad de la capilla hay 2 agujeros en el suelo cerrados por sendas rejas, desde los que se puede ver un osario y una cisterna.

La entrada es algo cara, pero la verdad es que merece la pena porque el recubrimiento de azulejos es extraordinario.

Tras la visita de la capilla se sale y se puede visitar el palacio de los duques de Caraval (está incluido en el precio de la entrada), aunque no tiene gran interés.

Nuestra valoración ★★★★★
Iglesia de san Juan Evangelista en Evora


Iglesia de san Juan Evangelista en Evora


Iglesia de san Juan Evangelista en Evora


Cromeleque des almendres (Cromlech de los almendros)


Una vez finalizada la visita a la ciudad, y si disponéis de coche propio, os recomendamos visitar este interesante lugar que se encuentra a 12 kilómetros de Evora.

Es de uno de los monumentos megalíticos más importantes y más grandes de la península Ibérica.

El conjunto tiene cerca de 100 monolitos, dispuestos en dos grandes círculos concéntricos. Algunos de los menhires tienen 3 metros de altura y las primeras piedras datan del 6000ac.

Es sorprendente el buen estado de conservación de estas piedras, algunas de las cuales tienen grabados diagramas y dibujos.

No se conoce el significado de estas formaciones de piedra, aunque siempre se le atribuye un carácter sagrado y una clara relación con el sol y la naturaleza. Pero… ¿quién sabe porqué nuestros ancestros colocaban estas piedras de esta manera?

Uno de los aspectos más interesantes de la visita es que el conjunto no está vallado y tiene muy pocas visitas, por lo que posiblemente lo podréis disfrutar en solitario.

Cerca de este círculo de piedras o círculo megalítico (Cromlech) se encuentra el Menhir monte dos almendres, una enorme piedra de 3,5 metros de altura que data del 5000ac. Es menos espectacular que el conjunto de menhires ya que se trata de una única piedra aislada.


Nuestra valoración ★★★★✰

Cromeleque dos almendres en Evora
Cromeleque dos almendres

Cromeleque dos almendres en Evora
Cromelque dos almendres

Cromeleque dos almendres en Evora
Menhir monte dos almendres



fotos flickr
Más fotos de Portugal

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario