Sintra, qué ver en un día desde Lisboa

Castillo da Pena en Sintra



Una de las excursiones más populares desde Lisboa es, sin duda, la ciudad de Sintra. Situada a 30 kilómetros de la capital portuguesa y en medio de una espesa vegetación, tiene tantos lugares interesantes y dignos de visitar que merece la pena viajar hasta allí si se dispone al menos de un día libre.

Nosotros viajamos a Sintra en marzo, y aunque salimos muy temprano de Lisboa, llevábamos coche propio y apuramos los horarios de cierre, solo pudimos visitar algunos de los lugares más emblemáticos de la bellísima ciudad. Durante los meses de invierno los horarios de cierre son más restringidos y anochece muy pronto. Si tenéis la suerte de viajar en verano tendréis la oportunidad de hacer mayor número de visitas.



Palacio da Pena


Llegamos a las taquillas del palacio antes de que abrieran, ya que habíamos leído que había grandes colas desde primera hora, y que las plazas de parking eran limitadas. No tuvimos ningún problema a esa hora tan intempestiva ni para aparcar ni para comprar las entradas.

Las taquillas abren a las 9:45h, y no es necesario llegar antes. Aquí se pueden comprar las entradas de todos los lugares que vayáis a visitar, aunque solo hacen un 6% de descuento. No merece la pena a no ser que estéis completamente seguros de que vais a tener tiempo de visitar todo. Habíamos leído que era posible comprar una entrada combinada de los 5 lugares más visitados de Sintra, mucho más barato, pero no localizamos donde comprar ese ticket. Estas cosas de precios y descuentos cambian tanto que es mejor que lo comprobéis al llegar.

El ticket del Palacio Da Pena también sirve para visitar los jardines, cosa que no hicimos por problema de tiempo y  porque hay otros mejores como los de la Quinta de Monserrate y la Quinta Da Regaleira.

Una vez traspaséis las puertas de los jardines del palacio, quedan unos 10 minutos de subida hasta la entrada de los edificios que se visitan. Es un paseo agradable, aunque cuesta arriba. Para los más vagos o los que no puedan subir, hay un autobús que recorre dicha cuesta (previo pago, por supuesto).

Al llegar arriba, el palacio sorprende con su profusión de vivos colores y de decoración recargada. El exterior es, quizás, lo más bonito y llamativo del complejo. Se puede rodear la parte exterior y disfrutar de las vistas sobre el castillo dos mouros y la verde montaña circundante. Dentro del palacio se pueden visitar varias estancias, amuebladas todas ellas con un estilo diferente. Nos llamó la atención una habitación con las paredes pintadas con forma tridimensional tan bien conseguida que parecen reales. Al final del recorrido por el interior del palacio se llega a la cocina, una amplia estancia con múltiples utensilios de cocina.

La luz de la mañana es la mejor para disfrutar de los alegres colores del palacio Da Pena construido en 1836 bajo el reinado del rey Fernando II de Portugal y su esposa Maria II.

No esperéis ver el palacio en solitario, ni siquiera llegando a primera hora de la mañana. Este es uno de los monumentos más visitados de Sintra y está invadido por completo por el turismo, incluso en un día de diario de invierno.

Nuestra valoración del Palacio Da Pena ★★★★★
Es imposible que los colores y la decoración de este curioso y extraño palacio te dejen indiferente.
Castillo da Pena en Sintra
Palacio Da Pena

Castillo da Pena en Sintra
Palacio Da Pena

Castillo da Pena en Sintra


Castillo da Pena en Sintra


Castillo da Pena en Sintra


Castillo da Pena en Sintra
Palacio Da Pena

Castillo da Pena en Sintra
Interior del Palacio Da Pena

Castillo da Pena en Sintra
Palacio Da Pena

Castillo da Pena
Palacio Da Pena


Palacio Nacional de Sintra


Por fuera es de un estilo "poco ornamentado" si se le compara con los demás edificios que hay en la bellísima Sintra. Los más llamativo son los dos conos blancos que sobresalen en uno de los extremos del Palacio Nacional y que no son otra cosa que las chimeneas de las cocinas palaciegas. La verdad es que no sé cómo no se inundaba la cocina cuando llovía, con semejante agujero en el techo.

Fue construido en el siglo XVI y presenta una amalgama de estilos medieval, gótico, manuelino, renacentista y romántico.

El interior del Palacio Nacional lo constituyen una serie de estancias, con escasos muebles u objetos de interés, lo que nos llamó la atención y nos decepcionó. Incluso las cocinas, son mucho menos vistosas que las del Palacio Da Pena.

Nosotros hicimos la visita al final de la tarde y recorrimos el palacio casi en solitario, ya que los grandes grupos de turistas se marchan pronto de la cuidad.

Nuestra valoración del Palacio Nacional: ★★✰✰✰
Si vas escaso de tiempo, puedes prescindir de este monumento
Palacio nacional de Sintra
Palacio Nacional de Sintra

Palacio nacional de Sintra
Interior del palacio nacional del Sintra


Quinta de Monserrate


Menos conocida que los dos lugares anteriores, pero no por ello menos interesante. Además con la ventaja de que hay muchos menos turistas que en otros lugares por lo que se puede disfrutar mejor y en solitario de la visita.

La quinta de Monserrate la componen unos magníficos y bien cuidados jardines que invitan a perderse y a pasear durante horas, y una preciosa casa decorada con motivos arabescos. Los inmensos jardines están repletos de árboles y especies de plantas traídos de todos los rincones del mundo. Se pueden ver árboles enormes, el mayor de ellos de 50 metros de altura y casi 200 años de antigüedad, zonas como un rosaleda o un bosque de helechos que nos recordó a Nueva Zelanda. Incluso tienen un kauri neozelandés, uno de los árboles más grandes del mundo.

Tanto el jardín como la casa fueron diseñados por Francis Cook ( no el conocido explorador de Nueva Zelanda) sino un millonario inglés que vivió aquí con su familia.

La casa tiene una planta baja maravillosa, con un pasillo en cuyo centro hay una pequeña fuente, de la que parten dos pasillos decorados con motivos árabes. La estancias de la planta superior que dan a la parte central del pasillo, tienen las paredes decoradas con pintura simulando bloques de piedra, aunque al no tener nada de mobiliario en las habitaciones tiene un aspecto algo desangelado.

  • Horarios de visita: Todos los días de 10 a 17h. (Ultima entrada a las 16:30) 
  • El parque se puede visitar hasta las 18h
Nuestra valoración Quinta de Monserrate: ★★★★✰
Un lugar que merece la pena recorrer con tranquilidad.

Quinta Monserrate en Sintra
Jardines de la Quinta de Monserrate


Quinta Monserrate en Sintra
Jardines de la Quinta de Monserrate

Quinta Monserrate en Sintra
Interior de la Quinta de Monserrate
Quinta Monserrate en Sintra


Quinta Monserrate en Sintra
Quinta de Monserrate


Quinta Da Regaleira


Un lugar curioso, con un jardín lleno de cuevas, pasadizos, edificaciones y sobre todo famoso por el llamado pozo iniciático.

En la quinta Da Regaleira, además de este jardín, hay una gran casa que no merece la pena visitar por dentro a no ser que os sobre mucho tiempo. En ella no hay más que fotografías y cuadros explicativos sobre algunos aspectos de la quinta. Por fuera es muy vistosa, como si se tratase de un castillo, pero por dentro no hay nada de interés.

La mayor parte del tiempo durante vuestra visita la pasaréis recorriendo el jardín que a veces parece un laberinto por la multitud de caminos y atajos que hay en él.

El lugar más famoso de la finca es una escalera de caracol que se hunde en la tierra y que es conocido como el pozo iniciático. A esta escalera se puede acceder desde la parte superior y luego bajar hasta las entrañas de la colina, o bien acceder desde un pasadizo inferior que acaba en la base. De cualquiera de las dos maneras, subáis o bajéis, os vais a encontrar con decenas de personas por las escaleras, en muchas ocasiones gritando. Aunque el lugar tiene un punto mágico, por la luz, el agua que gotea por las paredes y el musgo pegado a los muros, la verdad es que los vociferantes visitantes le restan bastante encanto.

La entrada a la Quinta Da Regaleira no puede comprarse de forma conjunta con las otras.

Nuestra valoración ★★★★✰
El insólito jardín de esta finca y su pozo inicíatico no te dejarán indiferente.
Quinta da Regaleira
Quinta da Regaleira

Pozo iniciático en Quinta da Regaleira
Pozo iniciático en la Quinta Da Regaleira

Pozo iniciático en Quinta da Regaleira
Pozo iniciático

Castillo Dos Mouros


Decidimos no entrar por falta de tiempo, aunque debe ser interesante por las vistas del cercano Palacio Da Pena. Si te decides a entrar al castillo dos mouros, lo mejor es por la tarde, si quieres que el palacio no te pare a contraluz.

Castelo dos mouros en Sintra
Castelo dos mouros visto desde el Palacio Da Pena

Castelo dos mouros en Sintra
Castelo dos mouros desde Palacio da Pena

Sintra
Castelo dos mouros


Cómo moverse por Sintra


La ciudad histórica de Sintra está situada en una zona boscosa, de densa vegetación y pequeñas colinas. Por ello, las carreteras que llevan hasta los distintos monumentos o lugares de interés son estrechas, algunas de un solo sentido y con escasos arcenes. En ocasiones uno no sabe si ha cogido el camino correcto o va en dirección contraria porque parece un camino de un solo sentido

Si llegáis a Sintra en transporte público, hay un autobús que recorre los principales sitios turísticos. Aunque lo ideal para visitar la ciudad es uno de los pequeños coches eléctricos que alquilan algunas agencias.

Si tenéis coche propio, armaros de paciencia para encontrar sitio donde aparcar en algunos lugares con pocos sitios de parking, como la Quinta da Regaleira, o el centro de la ciudad. Tendréis que buscar algún hueco en los escasos arcenes y andar un poco.

Una vez lleguéis al centro historio de la ciudad, hay multitud de carteles indicando donde se encuentran los lugares de interés.


Dónde encontrar aparcamiento en los principales lugares de interés


Palacio Da Pena

Al acercaros al palacio veréis varios parking donde dejar el coche, aunque algunos se limitan a unas pocas plazas en la cuneta de la estrecha carretera.

El aparcamiento que está justo a la puerta del palacio Da Pena solo es para autobuses y 2 plazas para minusválidos. En este punto ya no podrás dar la vuelta ya que la carretera es de una dirección, pero te queda un pequeño parking unos metros más abajo (el último que hay).

El mejor parking es el que hay una vez pasado la entrada al castillo dos mouros y pone "parking vigilado" ya que es el penúltimo aparcamiento y si no tienes plaza allí, siempre te quedará el que hay pasada la entrada al palacio Da Pena.

Quinta da Regaleira

Las plazas de parking son muy escasas para la masiva afluencia de visitantes a este lugar. Si no tenéis sitio en ese aparcamiento, tendréis que buscar un hueco en el arcén siguiendo el camino que sale del parking.

Quinta Monserrate

Como no es un lugar de los más visitados, no hay problema para aparcar en el parking que está justo a la entrada.


Sintra
Fotos de Portugal


0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario