Fotografiando viajes

test

Southern scenic route, la costa menos explorada de Nueva Zelanda

Waipapa point Nueva Zelanda


La zona más al sur de Nueva Zelanda es un área azotada por el viento, con acantilados bañados por el mar, faros marcando el rumbo, laderas verdes donde pastan millones de ovejas y vida salvaje con focas y pingüinos en ocasiones difíciles de encontrar.

Para ir de Dunedin a Queenstown o Te Anau existen carreteras que discurren por el interior de la isla. Sin embargo, la carretera denominada "Southern Scenic Route" nos conduce desde Dunedin por todo el extremo sur, cerca de la costa, para luego dirigirse hasta Te Anau y acabar en Queenstown tras aproximadamente 610 kilómetros de asfalto.

Si como nosotros, viajáis sin prisa, la Southern Scenic Route es la vía más recomendable para unir ambas costas del la isla Sur neozelandesa, ya que a lo largo de esta carretera te encontrarás fantásticos paisajes y muchos puntos de interés.

Los lugares más destacados que verás yendo de Dunedin a Queenstown, son:
  • Dunedin
  • Faro Nugget Point y Roaring bay
  • Purakaunui falls
  • Cathedral cave
  • Curo bay
  • Waipapa Point
  • Invercargill
  • Te Anaw
  • Queenstown

Southern scenic route en Nueva Zelanda
Southern scenic route

Southern scenic route
Southern scenic route en Nueva Zelanda
Southern scenic route
Southern scenic route en Nueva Zelanda

Southern scenic route en Nueva Zelanda
Southern scenic route


Dunedin


Dunedin es la ciudad de inicio o final de la Southern Scenic Route. Esta ciudad merece una parada para visitar algunos puntos de interés tanto en la propia urbe como en sus alrededores más cercanos con la conocida península de Otago y el cercano Tunnel beach track. Tienes artículos sobre Dunedin y alrededores en nuestro blog.



Faro de Nugget Point y Roaring bay


Nugget Point son una serie de pináculos rocosos que sobresalen del mar formando lo que parecen croquetas (de ahí su nombre "nugget"). Si Nugget Point estuviera en cualquier lugar de la costa estarían "bien", pero si los colocas al final de un cabo que se adentra en el mar, con un bonito faro blanco de 1869 en la parte más alta del cabo (el Tokata lighthouse), sin duda la visita merece mucho la pena.

Para acceder al Nugget Point hay que salirse de la carretera principal (está muy bien indicado) y continuar por una carretera de tierra o ripio en ocasiones estrecha y con pendiente, pero que puede completarse sin problemas incluso con caravanas.

Esta carretera secundaria pasa primero por un pequeño parking. Desde él parte un sendero que te lleva en 5 minutos a una pequeña caseta que hace las veces de mirador sobre la bahía Roaring. En principio parece que allí hay pingüinos de ojos amarillos, pero la verdad es que nosotros no vimos ni uno y la playa no tiene nada de especial.

De nuevo en la carretera de ripio, hay que continuar por ella hasta el final, para llegar al aparcamiento desde donde parte el sendero a los Nugget Point. Caminata muy sencilla de 20 minutos ida y vuelta. Justo antes de llegar al mirador del faro hay una bahía en la que se pueden ver algunas focas, aunque muy de lejos (necesitas prismáticos)

La mejor hora para hacer fotos en los Nugget Points es la luz de tarde, porque el faro está mejor iluminado.

Nuestra valoración: ★★★★✰


Nugget Point Nueva Zelanda
Nugget Point
Tokata lighthouse en Nugget Point Nueva Zelanda

Tokata lighthouse en Nugget Point Nueva Zelanda
Nugget point



Purakaunui falls


Aunque estas cascadas son casi un icono de esta zona de Nueva Zelanda denominada The Catlins, a nosotros no nos gustaron. El camino hasta ellas es fácil y en menos de 20 minutos habrás ido y vuelto. Al final hay una diminuta plataforma que hace las veces de mirador de las cascadas, que aunque tienen varias alturas no resultan espectaculares.

Nuestra valoración: ★✰✰✰✰ 

Purakaunui falls
Purakaunui falls


Cathedral Cave


Aunque nuestra intención era acercarnos hasta Cathedral Cave, estaba cerrado a pesar de ser noviembre, al parecer por mal estado de la mar. Afortunadamente en la misma carretera te pone que no puedes acceder, por lo que no tienes que desviarte nada de la carretera principal.

Solo puedes ir allí desde el 1 de noviembre hasta mayo, ya que el camino de acceso atraviesa un área privada que restringe el paso.



Curo Bay


Hay un parking pegado a esta pequeña playa en la que lo "interesante" (véanse las comillas) son varios troncos de árbol petrificados fósiles del jurásico. A pesar del interés científico que pueda o no tener, para el viajero creemos que no tiene ninguno ver unas rocas con forma de tronco tumbado.

Nuestra valoración: ★✰✰✰✰


Curo bay
Arbol petrificado en Curo bay


Waipapa Point


Este punto de la costa es quizás uno de los más interesantes de la zona. Se trata de un ventoso faro construido después de que el barco SS Tararua encallase en el arrecife Waipapa y falleciesen casi todos sus ocupantes.

El faro está, como es habitual, en alto de un montículo al que se accede en una breve caminata de 10 minutos desde el aparcamiento cercano. Desde el parking hay dos sendas posibles, ambas muy recomendables, por lo que es buena idea ir por una y regresar por la otra.

El camino que va más cerca de la playa, permite ver muy de cerca una colonia de leones marinos. Se puede bajar a la playa siempre que no molestes a los animales, ya que quedan a escasos metros de nosotros, permitiendo darnos cuenta del enorme tamaño de estos animales.

El otro camino va por el interior, alejado de la playa, pero pasa por una serie de árboles y arbustos, que fruto del fuerte viento que azota la zona, han crecido con unas extrañas y curiosas formas.

Nuestra valoración: ★★★★✰ Muy recomendable

Waipapa point
Waipapa point
Waipapa point


Waipapa point
Waipapa point



Invercargill


Es una pequeña ciudad en la que hacer un sencillo recorrido a pie por el centro. Para ello puedes aparcar en el hipermercado Countdown (Tay Street esquina con Jed Street) o en el Pak'n save que hay próximo. Desde cualquiera de los dos supermercados puedes ir andando al centro olvidándote del parquímetro y de paso a la vuelta hacer la compra.

Sin embargo el recorrido por el centro de Invercargill, a nosotros tampoco nos pareció fascinante. Se limita a unas cuantas casas de estilo Victoriano y la Torre del agua, una torre de ladrillo y 40 metros de altura que data de 1889 y a la que actualmente no se puede entrar.

Nuestra valoración: ★★✰✰✰
Si te sobra tiempo es una parada donde estirar las piernas.

Invercargill
Invercargill
Invercargill



De Invercargill a Te Anau


Desde Invercargill a Te Anau, el paisaje no es feo, pero comparado con lo que hemos visto en toda la ruta sur es menos llamativo. Quizás también nosotros estamos influenciados porque hacía un viento tan fuerte que movía la caravana de lado a lado, haciendo difícil la conducción sobre todo cuando te cruzabas de frente con algún vehículo de grandes dimensiones en una carretera tan estrecha.

En Te Anau debes repostar gasolina si vas a Milford ya que luego no hay gasolineras. Además compra provisiones (hay varios supermercados) y en el iSite puedes elegir y reservar tu barco para el crucero por Milford Sound, aunque nosotros lo hicimos todo directamente en Milford.

Nuestra valoración: ★★★✰✰
Bueno aunque menos espectacular que la zona más al sur



De Te Anau a Queenstown


El paisaje en todo este tramo, mejora conforme pasan los kilómetros. Si desde Te Anau hasta Five Rivers el paisaje es bonito, desde aquí hasta Kingstone mejora considerablemente con montañas nevadas mezcladas con campos verdes repletos de ovejas. Y finalmente, desde Kingstone hasta Queenstown la carretera discurre con el lago Wakatipu a la derecha, un lago de agua intenso azul oscura que también da vida a la ciudad de Queenstown y a Glenorchy, siendo este último tramo una de las carreteras más bonitas que hay en Nueva Zelanda.

Nuestra valoración: ★★★★★
Imprescindible, sobre todo la carretera pegada al lago Wakatipu (de Kingstone a Queenstown y a Glenorchy)

Lago Wakatipu
Lago Wakatipu
Lago Wakatipu


flickr
Todas la fotos de NUEVA ZELANDA



No hay comentarios

Gracias por tu comentario