Las 10 carreteras más increíbles de Nueva Zelanda

Carreteras de Nueva Zelanda


Es difícil encontrar una carretera fea en un país con paisajes tan espectaculares como los de Nueva Zelanda. Aunque casi todos los caminos pasan o conducen a lugares magníficos, en esta ocasión os vamos a hablar de las carreteras que por uno u otro motivo nos parecieron especialmente sorprendentes.


1- Desde el Lago Pukaki hasta el monte Cook


Un recorrido de 40 kilómetros que bordea la orilla del lago Pukaki, uno de los lagos con el color azul más intenso que hemos visto nunca. En todo momento vas viendo las montañas nevadas al fondo, si tienes la suerte de tener un día despejado y con sol. Hay varios miradores a lo largo del camino con vistas espectaculares del monte Cook.

Vas a tener que hacer dos veces el mismo trayecto, ya que la carretera acaba en el Parque Nacional Aoraki / Monte Cook, por lo que podrás disfrutar de las vistas en dos ocasiones.

Carreteras de Nueva Zelanda
Carreterra del lago Pukaki al monte Cook

2- Highcliff road en la península de Otago


Hay dos carreteras que recorren la impresionante península de Otago, en Dunedin. Una de ellas recorre toda la costa por la parte baja de la península. La otra sube hasta la parte alta de Otago y recorre la península de punta a punta con lo que se pueden ver paisajes espectaculares a ambos lados. Si vais con caravana el único inconveniente es que la carretera es muy estrecha, apenas tiene arcén ni quitamiedos, por lo que a veces se pasan momentos de tensión al cruzarse con otro vehículo grande. Pero los paisajes de la costa, las montañas verdes y el mar inabarcable compensan el esfuerzo.

Carreteras de Nueva Zelanda
Highcliff road en la península de Otago

3- De Te Anau a Milford


Uno de los tramos de carretera más famosos de Nueva Zelanda por su belleza y porque conduce a unos de los puntos fuertes del viaje: Milford Sound. Esta carretera de 117 kilómetros, hay que recorrerla en los dos sentidos ya que acaba en Milford. Así podréis disfrutar de estos increíbles paisajes montañosos en dos ocasiones y con vistas distintas. Nosotros tuvimos un día nublado para ir hacia Milford pero disfrutamos de un sol espléndido al día siguiente.

Carreteras de Nueva Zelanda
Carretera de Te Anau a Milford

4- De Queenstown a Glenorchy


Posiblemente la carretera más bonita de todas, al menos en nuestra opinión. Solo por ver el intenso color azul del lago Wakatipu merece la pena recorrer los 46 kilómetros que separan estas dos localidades. Aunque no vayáis a hacer ninguno de los trekking que salen desde Glenorchy merece la pena conducir por esta escarpada carretera que bordea el lago con las montañas nevadas al fondo en todo el recorrido. Las vistas y los paisajes son más espectaculares en dirección a Glenorchy, aunque vais a comprobarlo vosotros mismos porque tendréis que hacer la carretera en los dos sentidos ya que el camino acaba en este pequeño y tranquilo pueblo.

Queenstown, inicio y final del recorrido está situada en un entorno idílico, rodeada de montañas y con el color turquesa del lago Wakatipu siempre presente. Aunque es sobre todo famosa por la gran cantidad de actividades de aventura que pueden hacerse desde aquí, la verdad es que merece la pena visitarla por la belleza de su entorno.

Carreteras de Nueva Zelanda
Carretera de Queenstown a Glenorchy


5- De Wanaka a Makarora


La pequeña localidad de Wanaka está situada a orillas del lago del mismo nombre. Aunque este lago no tiene el espectacular color azul que tienen los lagos Wakatipu o Pukaki, los paisajes que se pueden admirar en la carretera, de 65 kilómetros, que lleva desde Wanaka hacia la costa este son igual de sorprendentes. Nada más salir de la ciudad se empieza a bordear el lago Hawea y más tarde el lago Wanaka. Hay varios miradores a lo largo del recorrido con paisajes magníficos.

Carreteras de Nueva Zelanda
Carretera de Wanaka a Makarora

6- Paso Haast


Uno de los paisajes que más nos sorprendieron en Nueva Zelanda, por inesperados, fue el bosque tropical que puede verse en algunas zonas de la isla sur. Un paisaje con altas montañas cubiertas hasta el ultimo centímetro por espesa vegetación, y sobre todo repleta de los fascinantes y omnipresentes helechos neozelandeses. En este tramo de carretera que conduce hasta la costa este, circulareis por un estrecho camino invadido por la vegetación, y con el Monte Aspiring NP siempre presente al fondo. Cuando recorres esos kilómetros de carretera que llevan hasta Haast, parece que estás adentrándote en otro tiempo, tal y como imaginamos el pasado de la tierra cuando estaba cubierta de helechos.

Carreteras de Nueva Zelanda
Haast pass

7- Punakaiki, pancake rocks


Toda la costa oeste, desde Haast hasta Westport depara al que conduce por esta carretera paisajes magníficos, con un mar bravo en un lado y un bosque espeso de helechos y vegetación al otro. Esta mezcla hace que esta carretera sea una de las más bellas de Nueva Zelanda en nuestra opinión.

Quizás, uno de los tramos más espectaculares sea el cercano a las extrañas formaciones de Pancake rock. Alrededor de este interesante punto, el mar rompe contra los acantilados que hay justo al lado de la carretera y se pueden ver curiosas formas rocosas que salen en medio del mar. Si, como nosotros, pasáis por aquí en un día con niebla, veréis que el lugar tiene un halo misterioso con las rocas saliendo entre los bancos de niebla.


Carreteras de Nueva Zelanda
Costa oeste de la isla sur
Carreteras de Nueva Zelanda
Costa oeste de la isla sur

Carreteras de Nueva Zelanda
Costa oeste de la isla sur

8- Desert road


Uno de los momentos más hermosos cuando estás conduciendo por las aisladas carreteras neozelandesas es el atardecer, cuando la luz del sol ilumina de forma especial el intenso verde de los campos y da brillo a los picos nevados. Así es como nosotros vimos la Desert road, en una tarde con nubes y al atardecer. Una carretera que en otros momentos puede no ser espectacular, el atardecer nos regaló una visión de Tongariro NP y sus volcanes con picos nevados saliendo entre las nubes iluminadas por la dorada luz del sol al ponerse. ¿Suena increíble, verdad?

Este tramo de carretera de la Hwy 1 lleva hasta el parque nacional Tongariro, uno de los lugares que consideramos imprescindibles en un recorrido por el país.

Carreteras de Nueva Zelanda
Tongariro Alpine Crossing

9. De Coromandel a Thames


En la península de Coromandel, el tramo más conocido es la costa este que lleva hasta la Catedral cove. Pero, a nosotros nos pareció mucho más sorprendente y espectacular el tramo de carretera que une las poblaciones de Coromandel y Thames, en la costa oeste. Casi 60 kilómetros de sinuosa y estrecha carretera bordeando el mar. Un placer para la vista, aunque no tanto para el conductor ya que el mal estado del asfalto y las continuas curvas y estrechamientos hacen que la conducción sea un poco pesada.

Carreteras de Nueva Zelanda
Carretera de Coromandel a Thames

10- Waipoua forest


En la costa oeste de la isla norte han sobrevivido unos enormes y espectaculares árboles llamados kauris. En el bosque de Waipoua se encuentran algunos de los mayores y más antiguos ejemplares de kauris de Nueva Zelanda.

La carretera de 12 kilómetros que atraviesa el bosque serpentea por la montaña, rodeada de helechos y de estos árboles gigantes que aparecen entre la vegetación con sus impresionantes troncos perfectos.

Un recorrido corto, por una carretera estrecha y con muchas curvas pero que merece la pena recorrer despacio para disfrutar de este bosque tropical tan especial.

Carreteras de Nueva Zelanda
Waipoua forest


Fotos flickr
Todas las fotos de Nueva Zelanda


0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario