Fotografiando viajes

test

Berna, recorrido a pie por el casco histórico y sus miradores

Berna, Suiza desde el parque de las Rosas



Berna, la capital de Suiza, es una ciudad muy agradable para los que nos gusta viajar sin prisa. Su centro histórico medieval está muy bien conservado, por algo es patrimonio de la humanidad, y se recorre fácilmente a pie en un paseo que pasa por los principales lugares de interés como son las múltiples fuentes, la torre del reloj o la torre de la prisión. Pero además, Berna tiene dos lugares con magníficas vistas de la ciudad, uno en el puente Nydeggbrücke al que se llega en el recorrido a pie, y otra vista más panorámica desde el Jardín de las Rosas, un parque con una panorámica en altura el casco histórico de Berna cercado por el río Aar.

En esta artículo os proponemos un recorrido a pie por las callejuelas del casco histórico de Berna y una visita al mejor mirador de la ciudad.



√. La llegada o dónde aparcar en Berna


En toda gran ciudad europea el problema de aparcamiento es habitual. Si además le unimos las peculiaridades del estacionamiento en Suiza, como ya os lo explicamos en la entrada de “conducir en Suiza”, aparcar en la calle en Berna es bastante difícil si quieres hacer el recorrido a pie con tranquilidad. La zona de aparcamiento blanca (la de pago) está limitada a 1 hora y la zona azul (gratis) obliga a regresar al coche y cambiar el disco cada hora lo que hace imposible realizar el recorrido por la zona histórica sin prisa. Nosotros, que viajamos despacio, tardamos unas 3,5-4 horas en visitar el casco histórico de Berna, que es lo que hay que ver en la ciudad.

Para poder olvidarnos del aparcamiento y disfrutar Berna sin prisa, dejamos el coche en el parking de la estación de tren Bahnhof, desde donde además comienza el recorrido que os proponemos.



√. Recorrido a pie por el casco histórico de Berna



Saliendo de la estación de tren Bahnhof (tras aprovisionarnos de bocadillo y bebida más económico) comenzamos a bajar por la calle principal que hay a la izquierda, la calle Spitalgasse. Continuando toda esta calle recta, se llega hasta el puente Nydeggbrücke, aunque la calle vaya cambiando de nombre (Spitalgasse, Markgasse, Kramgasse, Gerechtigkeitsgasse y finalmente Nydegasse). Es una calle peatonal tan solo transitada por tranvías y algún vehículo de reparto, por lo que es muy agradable.

Toda esta arteria principal tiene a ambos lados casas con arcadas porticadas, algo típico de la zona histórica de Berna (hay más de 6km de pórticos).

Bordeando las calles también vemos a ras del suelo, unas puertas que dan acceso a los sótanos de las casas…Hasta aquí todo normal. Lo que nos llamó la atención es que en esos sótanos hay tiendas de ropa, de comida, peluquerías, zapaterías…

Salpicando toda la caminata encontramos las famosas fuentes, que datan de la Edad Media, y de las que todavía se conservan más de 100 en toda Berna, la mayoría en el casco antiguo. Todas las fuentes tienen en común una columna central, sobre la que descansan variopintas figuras pintadas en vivos colores (personajes de la Suiza medieval, animales, un sujeto luchando contra un león...).


fuentes de Berna
Fuentes de Berna 

Fuentes de Berna
Fuentes de Berna 

Paseo por Berna
Recorrido (aquí el mapa interactivo)



En el recorrido a pie accedemos a varios puntos de interés:


1.- La torre de la prisión o Käfigturm


Es lo primero que encontramos. Se trata de una torre de piedra ubicada en una gran plaza. La torre original se construyó en la Edad Media en 1256 y tenía una función defensiva, ya que era la puerta oeste de la ciudad de Berna. Con el crecimiento posterior de la ciudad, la puerta quedó dentro de la ciudad y por tanto hubo que darle una nueva utilidad, la de prisión. Esa torre antigua se derribó en 1641 y en 1644 se edificó la torre de la prisión o Käfigturm que vemos en la actualidad. Desde finales del siglo XIX ya no se utiliza como prisión sino como archivo, foro político y sala de exposiciones.

Cuando vimos la torre de la Prisión, también nos fijamos en el reloj que se añadió en 1691, si bien no tiene nada que ver con el fantástico reloj que luego veríamos en la torre del reloj.


torre de la prisión o Käfigturm en Berna, Suiza
Torre de la prisión

torre de la prisión o Käfigturm en Berna, Suiza
Torre de la prisión



2.- La torre del reloj o Zytglogge


Continuamos caminando y en pocos metros, en medio de la calle, vemos otra torre con un fantástico reloj astronómico de 1530, al que no le faltan detalles. Sin duda hemos llegado a la Torre del Reloj.

Esta torre fue la puerta oeste de Berna desde 1191 hasta 1256, cuando la ciudad creció y la puerta de la ciudad pasó a ser la de la Torre de la Prisión.

Fíjate que la torre realmente tiene dos enormes relojes.



torre del reloj o Zytglogge en Berna, Suiza
Torre del reloj

torre del reloj o Zytglogge en Berna, Suiza
Reloj astronómico

torre del reloj o Zytglogge en Berna, Suiza
Torre del reloj



3.- El ayuntamiento o Rathaus


Para llega al ayuntamiento abandonamos unos metros la calle por la que veníamos (Kramgasse) para tomar a la izquierda la calle Kreuzgasse, hasta acceder a la plaza presidida por el ayuntamiento.



Ayuntamiento de Berna, Suiza
Ayuntamiento de Berna



4.- El puente Nydeggbrücke sobre el río Aar


Regresamos a la calle por la que veníamos (Kramgasse) y continuamos por ella. Después de caminar 1,4 km desde que salimos de la estación de tren, llegamos hasta el puente sobre el río Aar. Allí encontramos unas vistas fantásticas de Berna, por lo que paramos un rato a disfrutar de la fotografía.

puente Nydeggbrücke en Berna, Suiza
Puente Nydeggbrücke

puente Nydeggbrücke en Berna, Suiza
Puente Nydeggbrücke

puente Nydeggbrücke en Berna, Suiza
Vistas desde el puente Nydeggbrücke


5.- El foso de los osos o Barenpark


Tras cruzar el puente Nydeggbrucke, en la ladera del río hay un parque vallado, de unos 6000 metros cuadrados, en el que viven tres osos pardos (una pareja y su hija). En esta zona hay arbustos, cuevas en los que los osos pueden “retirarse” de la mirada de los curiosos e incluso una zona que se adentra en el río y donde los palmípedos pueden remojarse…aunque personalmente me da pena ver a los osos cautivos, por muy grande que sea la jaula.

El motivo para que allí haya osos, es que el oso es el animal símbolo de la ciudad como se ve en el escudo del cantón de Berna.



6.- La catedral de Berna o Berner Münster


Tras llegar al puente y al foso de los osos, iniciamos el regreso hacia la estación de tren, pero por otra calle paralela, la Junkerngasse, aunque es menos vistosa que la que nos trajo hasta aquí. Esa calle nos acercará hasta la catedral gótica de Berna, en el que destaca el pórtico con una imagen del juicio final labrada en piedra, y la torre de 100 metros de altura a la que no podemos subir por estar en mantenimiento. El interior de la catedral, lo encontramos en reformas y es muy parecido al de la catedral de Friburgo, tanto por su contrucción como por sus vidrieras.


catedral de Berna
Catedral de Berna

catedral de Berna
Puerta principal de la catedral

catedral de Berna
Catedral de Berna



7.- Puente Kirchenfeldbrücke


Como nos sobraba tiempo, y dado las buenas vistas que habíamos tenido en el puente Nydeggbrücke, nos acercamos hasta el otro puente, el Kirchenfeldbrücke. Las vistas son igual de estupendas, con la catedral a la derecha y el Palacio federal a la izquierda.


Puente Kirchenfeldbrücke en Berna, Suiza
Berna desde el puente Kirchenfeldbrücke



8.- Palacio federal de Suiza o Bundeshaus

Regresamos al circuito general y pasamos por el Parlamento o Palacio federal, que sinceramente no nos llamó la atención después de ver todo lo bonito que habíamos visto en Berna.


Palacio federal de Berna
Palacio federal de Suiza





√ El parque de las Rosas o el mejor mirador de Berna


Tras acabar el circuito a pie que os hemos contado, regresamos para recuperar el coche y evitar una factura desorbitada. Ya con el coche nos dirigimos hacia la zona del Parque de las Rosas, donde si que hay zona azul en la que aparcar gratis 1 hora (no olvides poner el disco azul en lugar visible). Tiempo suficiente para dar un pequeño paseo por el parque en el que vemos rosas, azaleas (rododendros), algunos arces...aunque el motivo para subir hasta aquí no es la jardinería, sino las vistas panorámicas de la parte antigua de Berna, rodeada por el río Aar y con los Alpes como telón de fondo. Un lugar fantástico para parar un rato y disfrutar de las vistas en silencio y de la fotografía.

Por cierto las vistas son mejores por la mañana (por la orientación del sol) ya que por la tarde verás Berna a contraluz y obtendrás fotos con peor iluminación.


Vista de Berna desde el Parque de las Rosas
Vista de Berna desde el Parque de las Rosas

Vista de Berna desde el Parque de las Rosas
Vista de Berna desde el Parque de las Rosas




√ Lugares cercanos a Berna



guia Suiza

No hay comentarios

Gracias por tu comentario