Fotografiando viajes

test

Recorrido a pie por Lucerna, la ciudad más turística de Suiza

Puente de la capilla o Kapellbrucke en Lucerna


Lucerna es una de las ciudades suizas que más turistas recibe al año, algo fácil de entender cuando te pierdes por sus callejuelas estrechas, cruzas sus magníficos puentes techados de madera o paseas junto al río Reuss. Lucerna es una hermosa ciudad, repleta de iglesias, plazas y calles peatonales. Es pues, una visita imprescindible en un viaje por Suiza.


Qué ver en Lucerna


La ciudad en sí misma, pasear por sus calles y disfrutar de sus animadas plazas es lo mejor de Lucerna. Pero, no solo el casco histórico confiere a Lucerna su belleza, también su entorno le aporta un extra de encanto. Y es que Lucerna está rodeada de un impresionante paisaje montañoso, a orillas del lago Lucerna o lago de los cuatro cantones.

Para disfrutar del centro histórico hicimos un recorrido circular que nos llevó por los lugares más emblemáticos de Lucerna.
  • El puente de la capilla o Kapellbrucke 
  • El puente techado Spreuerbrücke 
  • La iglesia de los jesuitas, Jesuitenkirche 
  • La iglesia de los franciscanos, Franziskanerkirche 
  • Las murallas de la ciudad, Museggmauer 
  • La estatua del león moribundo 
  • Hofkirche, la iglesia de San Leodegario 

Lucerna
Lucerna
Lucerna
Lucerna

Recorrido a pie por Lucerna
Recorrido a pie por Lucerna (haz clic para verlo en GoogleMaps)



Recorrido a pie por Lucerna


Como no podía ser de otra manera, empezamos nuestro recorrido en el maravilloso y fotogénico Kapellbrucke o puente de la capilla. Sin duda, uno de los más bellos puentes del mundo.


1.- Kapellbrücke, el puente de la capilla


Esta es la imagen más característica de Lucerna. Seguramente habréis visto en más de una ocasión una imagen de este hermoso puente de madera techado y que estaba decorado con retablos del siglo XVII contando episodios de la historia de la ciudad. Estos retablos y una parte del puente sufrieron importantes daños en un incendio en el año 1993... por ello las pinturas que vemos ahora son copias.

Construido en el siglo XIV sobre el rio Reuss, es uno de los puentes de madera más antiguos de Europa y une los dos lados de la ciudad de Lucerna.

Para completar la fotogénica estampa, una torre octogonal que data del siglo XIV se alza en el centro del puente. Wassertum, que así es como se llama esta torre, formaba parte de las fortificaciones de la ciudad y ha desempeñado distintas funciones a lo largo de su historia, como archivo, prisión y hasta sala de tortura.


Puente de la capilla o Kapellbrucke en Lucerna
Puente de la capilla o Kapellbrucke

Puente de la capilla o Kapellbrucke en Lucerna
Techo del puente de la capilla

Puente de la capilla o Kapellbrucke en Lucerna


Puente de la capilla o Kapellbrucke en Lucerna
Puente de la capilla

Continuamos nuestro recorrido por la orilla izquierda del río. Allí encontramos la primera de las iglesias que visitamos en la ciudad: Jesuitenkirche.

2.- Jesuitenkirche o Iglesia de los Jesuitas


Entramos en la iglesia de los Jesuitas que se encuentra pegada al río y es visible desde el puente. Fue construida en 1666 y es una de las primeras construcciones barrocas del país. El interior, todo blanco y poco recargado, está adornado con pinturas. Lo que más nos llamó la atención fue un hermoso púlpito de madera labrada y un gran órgano en la parte opuesta del altar mayor, como es habitual en las iglesias suizas.

Jesuitenkirche o Iglesia de los Jesuitas en Lucerna
Iglesia de los Jesuitas 
Jesuitenkirche o Iglesia de los Jesuitas en Lucerna
Jesuitenkirche o Iglesia de los Jesuitas
Jesuitenkirche o Iglesia de los Jesuitas en Lucerna
Interior de la iglesia de los Jesuitas

Nos desviamos un poco del curso del río para ver otra de las iglesias de Lucerna, la iglesia de los franciscanos que se encuentra metida entre estrechas callejuelas a la izquierda del río Reuss.


3.- Franziskanerkirche o iglesia de los franciscanos


El interior de la iglesia, construida en el siglo XIII, nos pareció muy oscuro y el menos interesante de los que visitamos en Lucerna, sin embargo el exterior de la pequeña iglesia tiene una fachada muy colorida gracias a las pinturas que adornan la puerta y a los tejados de color rojizo.

Por supuesto, también hay un gran órgano encima de la entrada, que estaba sonando en el momento que entramos en la iglesia. Un buen momento para hacer un alto en el camino y escuchar la música rompiendo la quietud de la iglesia.


Franziskanerkirche o iglesia de los franciscanos en Lucerna

Franziskanerkirche o iglesia de los franciscanos en Lucerna
Iglesia de los franciscanos
Franziskanerkirche o iglesia de los franciscanos en Lucerna
Franziskanerkirche o iglesia de los franciscanos


Desde aquí, y paseando por estrechas callejuelas, llegamos de nuevo al río y nos encontramos con el segundo de los puentes cubiertos de Lucerna, un hermano más pequeño y menos fotogénico que el puente de la capilla.


4.- Spreuerbrücke o puente Spreuer


Similar al Kapellbrücke pero menos vistoso y de menor tamaño. Fue construido a principios del siglo XV y restaurado en el siglo XIX. El interior también está decorado con 67 cuadros de madera que muestran danzas macabras.


Spreuerbrücke o puente Spreuer de Lucerna
Spreuerbrücke o puente Spreuer
Spreuerbrücke o puente Spreuer de Lucerna
Spreuerbrücke o puente Spreuer


Cruzamos el río por el puente Spreuer, y llegamos a la otra orilla del Reuss. Tras pasear por sus pintorescas calles y plazas, muchas de ellas peatonales, subimos hasta las antiguas murallas de Lucerna.


5.- Museggmauer, las murallas de la ciudad


De las antiguas murallas de Lucerna, construidas a finales del siglo XIV, permanecen en pie algunas torres, 4 de las cuales se pueden visitar. Para llegar hasta ellas hay que subir por alguna de las empinadas calles de este lado de la ciudad. Desde las murallas y desde lo alto de las torres las vistas son fantásticas, lástima que por las nubes no pudimos disfrutar del entorno paisajístico de Lucerna.

En la torre Zyt pudimos ver el mecanismo interno del reloj más antiguo de la ciudad, construido en 1535 y que tiene el privilegio de dar las horas un minuto antes que el resto.

Murallas de Lucerna
Murallas de Lucerna
Murallas de Lucerna
Murallas de Lucerna


Tras bajar de las murallas nos dirigimos a un monumento muy curioso, la estatua del león moribundo.


6.- Estatua del León de Lucerna (León moribundo o herido de Lucerna)


Un poco alejado del río, aunque apenas se tardan 10 minutos andando, se encuentra esta imagen esculpida en piedra que conmemora a los héroes de las Tullerías que murieron en 1792.

La imagen del león se encuentra situada en el fondo de un pequeño parque. No es posible acercarse a ella por interponerse un pequeño lago. Pero aún así, la escultura en piedra es sorprendente, tanto por lo inusual de la imagen… ¿qué hace una estatua de un león en Lucerna?...como por el tamaño y la hermosura de la escultura. El león, que mide 10 metros de longitud está recostado y moribundo sobre un escudo.

León herido y moribundo de Lucerna
León moribundo de Lucerna
León herido y moribundo de Lucerna
León moribundo de Lucerna


Desandamos el camino que nos había llevado hasta la sorprendente estatua del león, y llegamos hasta otra de las iglesias de Lucerna.


7.- Hofkirche, la iglesia de San Leodegario


Situada en lo alto de una pequeña colina, es la iglesia más importante de Lucerna. De un blanco inmaculado por dentro y por fuera, es el principal edifico renacentista de Suiza.

Su historia comienza muy pronto, en el siglo VIII cuando era un monasterio benedictino, pero un incendio destruyó ese edifico original en 1633, por lo que tuvo que ser reconstruido en el estilo de la época.


 iglesia San Leodegario en Lucerna
Vistas desde la iglesia San Leodegario


Bajamos de nuevo hacia el río y esta vez cruzamos hacia la orilla izquierda por el puente Seebrücke Lucern, que tiene magníficas vistas del puente de la capilla y del lago Lucerna. Y justo de frente y al otro lado del puente se alza el imponente edificio de la estación central, reconstruido a finales del siglo XX tras el incendio que destruyó el original en 1971. El vestíbulo es obra del español Santiago Calatrava.


Dónde aparcar en Lucerna


Lo más práctico si vas con coche es aparcar en un parking privado para no tener que estar pendiente del reloj. No encontramos cerca del centro ninguna zona azul gratuita.

Si que hay zonas blancas cerca del centro histórico, que permiten el aparcamiento hasta 4 horas, pero el problema es que hay que pagar por adelantado y no sabes exactamente cuanto te llevará la visita. El precio de la zona blanca es tan caro como dejarlo en un parking en el caso de que tu estancia se prolongue más de 3 horas.


Lugares cercanos a Lucerna que merece la pena visitar




Guia viaje a Suiza


RECOMENDACION: nunca viajes sin un seguro de viaje con buena cobertura sanitaria y repatriación. Nosotros lo contratamos con Mondo, que además tiene un 5% de descuento por ser lector de FotografiandoViajes (solo tienes que entrar a través del banner que te dejamos abajo)
Cupon descuento seguro de viajes Mondo


No hay comentarios

Gracias por tu comentario