Fotografiando viajes

test

Escocia, Glenfinnan y el tren jacobite de Harry Potter

Tren Jacobite de vapor

Ayer fue un día muy intenso, lleno de paisajes espectaculares, altos acantilados y mar por todas partes. Hoy nos vamos de la isla de Skye, pero antes nos queda pendiente una última visita, las fairy pools de las que hemos leído auténticas maravillas. Más tarde cogeremos el ferry hasta Mallaig para acortar el recorrido y llegar a tiempo de ver el “Hogwarts express de Harry Potter” pasando por el viaducto de Glenfinnan. Y finalmente acabaremos el día en el valle de Glen Coe.



Viaje por tierra de castillos
Si quieres verlo en Google Maps haz clic aquí


Fairy Pools


¿No os ha pasado alguna vez que os han hablado maravillas de un lugar y cuando habéis llegado os habéis sentido estafados?.

Pues algo así nos ha ocurrido a nosotros en las fairy pools. Habíamos oído hablar de unas pozas mágicas de agua cristalina, de un lugar maravilloso digno de las hadas y un montón más de adjetivos que describían este lugar como el paraíso... pero la realidad es que hemos pasado delante de las supuestas piscinas de hadas y no nos hemos dado cuenta. Pero empecemos por el principio.

Llegamos temprano al parking que hay en el inicio de la caminata que conduce a las piscinas y ya está lleno de coches. Iniciamos la caminata por un sendero sencillo, sin mucha pendiente, en medio de una llanura rodeada de montañas. Vamos paseando al lado de un riachuelo que en algunas zonas se ensancha, y en otras hay pequeños saltos de agua de escasos metros. Seguimos caminando pensando que no pueden estar lejos las mágicas piscinas cristalinas...pero no vemos nada digno de ser las fairy pools.

Caminamos unos 30 minutos y entonces nos damos cuenta que hay un pequeño cartel que pone “ha dejado atrás las fairy pools, ahora se adentra en terreno de montaña”. Nos parece tan extraño que pensamos que nuestro inglés es aún peor de lo que pensamos y no hemos entendido bien. Pero sí, las fairy pools son pocitas pequeñas similares a las que podemos encontrar en cualquier pueblecito de nuestro país, y por ello ni nos damos cuenta que las hemos visto a lo largo del camino.

Una decepción, debida quizás a unas expectativas demasiado altas. Una visita que en nuestra opinión, es prescindible a no ser que te apetezca un baño en un día de calor.


Fairy pools en isla de Skye
Fairy pools

Ferry de Armadale a Mallaig


Hay dos maneras de entrar o salir de la isla de Skye, una por el puente del mismo nombre y otra cruzando por mar las pocas millas que separan los pueblos de Armadale y Mallaig.

Nosotros usamos el ferry para cruzar nuestro coche hasta Mallaig porque de esta manera ahorramos tiempo y kilómetros al no tener que volver hasta el puente.

CalMac es la empresa que realiza el transporte marítimo. Los billetes se pueden reservar y pagar por internet y al llegar al ferry ir a recogerlos a la oficina. Los precios han bajado bastante, por lo que hemos leido en otros blogs. En septiembre de 2017 el precio de un trayecto para un coche y dos personas es de 15 libras. Pero podéis comprobarlo directamente en la página web, así como los horarios que no son los mismos todos los días.

Para tomar el ferry hay que llegar unos 30 minutos antes, y el trayecto dura menos de media hora.


Glenfinnan


Llegamos a Mallaig después de un agradable y soleado trayecto por mar. Desde aquí hay 40 kilómetros hasta Glenfinnan, por una carretera que nos parece una autopista comparada con las que tuvimos que recorrer ayer en la isla de Skye.

Nuestra intención al llegar hasta aquí es ver el monumento en recuerdo del levantamiento jacobita de 1745 y el viaducto de 21 arcos por donde pasa el tren de vapor Jacobite, conocido por las películas de Harry Potter como Hogwarts express. Ambos lugares se pueden visitar dejando el coche en el centro de visitantes, o mejor aún, en un parking gratuito que hay a escasos metros de allí.

1.- Monumento a Glenfinnan y Mirador


El monumento a Glenfinnan es una torre pequeña, de 18 metros de altura, situada a orillas de Loch Shiel a la que se puede subir previo pago. Para llegar hasta allí hay que cruzar desde el centro de visitantes y recorrer un sendero de pocos metros. Nosotros decidimos no subir y ver el monumento desde el mirador que hay enfrente y al que se accede tras una fácil aunque empinada caminata de 5 minutos. Aunque el monumento no es gran cosa, el paraje en el que está situado es muy bonito. Desde el mirador se puede ver también a lo lejos el viaducto por donde pasa el tren Jacobite.


Mirador de Glenfinnan
Monumento a Glenfinnan

Mirador de Glenfinnan
Mirador de Glenfinnan


2.- Viaducto del tren Jacobite


Después de disfrutar de las magníficas vistas que hay desde el mirador nos dirigimos al sendero que lleva al viaducto, construido en 1898 y que hoy forma parte de uno de los recorridos más pintorescos de Escocia al pasar por allí el tren turístico de vapor Jacobite. Este tren se hizo famoso al aparecer en las películas de Harry Potter con el letrero de Hogwarts Express en su frontal.

Para ver pasar el tren hay dos opciones: verlo a lo lejos desde el mirador, o bien caminar por un sendero hasta la base del viaducto y subir a una colina cercana para estar muy cerca del tren de vapor cuando pase por el viaducto.

El camino sale del parking gratis del que te hablamos antes, allí dejamos nuestro coche y comenzamos a andar por un agradable sendero hasta los pies del viaducto. A la izquierda del camino hay una puerta metálica y un sendero que sube la colina. En pocos minutos estamos situados en el mejor lugar posible para ver llegar el tren justo de frente. El tren que nosotros vemos viene de Mallaig, por lo que aparece por nuestra derecha, no sin antes avisar de su presencia con un fuerte silbido. ¡Es como estar viendo una película de Harry Potter en directo!.

Para saber los horarios del tren puedes consultar la página del WestCoastRailWays y su tren The Jacobite. Cuando mires los horarios de salida del tren, ten en cuenta que salga de una u otra estación tardan aproximadamente 1 hora en llegar al viaducto. El tren que sale de Mallaig se aleja, es decir llega por tu lado derecho, mientras que el que sale de Fort Willian se acerca y por tanto tendrás la máquina de tren en primer plano todo el rato. Si no has mirado con antelación los horarios, en el centro de visitantes pone a que hora pasa el siguiente tren.





Valle de Glen Coe


Nuestro siguiente destino es, según las guías, uno de los lugares más hermosos de Escocia. Nos imaginamos un estrecho valle rodeado de altas montañas escarpadas cruzado por una carretera estrecha de montaña pero en realidad Glen Coe es un valle muy ancho y abierto y la carretera que discurre por allí es amplia y de doble carril. Realmente es un paisaje imponente, pero alejado de la idea que teníamos antes de llegar.

Recorremos la carretera A82 durante unos 20 kilómetros, parando en algunos de los miradores que hay a ambos lados de la calzada. Uno de los más conocidos es el mirador sobre las Three Sisters, tres montañas, no demasiado altas, que se alzan una al lado de la otra. Aunque es posible continuar esta carretera hasta llegar a Luss o Stirling, nuestro recorrido nos va a llevar mañana por otros derroteros, por lo que damos la vuelta y hacemos un alto en el camino en un hotel al lado del Loch Leven.


Valle de Glen Coe, Escocia
Valle de Glen Coe



guia de viaje a Escocia en coche


No hay comentarios

Gracias por tu comentario