Fotografiando viajes

test

Qué ver en Glasgow y alrededores (lago Lomond, Paisley y Newark)

fotografiandoviajes en Escocia


En esta novena jornada de nuestro viaje en coche por Escocia, despertamos con las vistas de Loch Fyne y el castillo de Inveraray cubiertos por la niebla y con el cielo encapotado. Se ha acabado nuestra suerte con el tiempo, pero no va a alterar nuestro itinerario. Hoy tenemos planeado parar en el lago Lomond y disfrutar de uno de los paisajes más bonitos de Escocia según las guías. Después continuaremos viaje hasta Glasgow, haciendo antes una parada en el castillo Newark y en la Abadía de Paisley.



Viaje a Escocia en coche
Para ver mapa en GoogleMaps haz clic aqui



Lago Lomond


El tiempo no acompaña, no para de llover y el cielo está tan gris que es imposible disfrutar del paisaje. Paramos a orillas del lago Lomond, a la altura de la población de Luss, pero apenas distinguimos el enorme tamaño del lago. Lomond es la mayor superficie de agua dulce de Escocia, y un lugar muy frecuentado por los viajeros para realizar cruceros por sus aguas. Pero, hoy no hace día para navegar, por lo que abandonamos el lago sin apenas disfrutarlo.


Castillo Newark


Ya que no hemos podido estar demasiado tiempo en el lago, vamos a aprovechar para hacer una corta parada y visitar otro castillo, Newark.

El exterior del edificio está bastante bien conservado, pero la pena es que justo al lado hay unos astilleros, por lo que el entorno industrial no acompaña demasiado. Hay que abstraerse un poco y mirar solo la belleza del castillo y el río al lado del cual está situado.

El interior no es muy distinto a otros castillos de Escocia, aunque destacan en el conjunto dos lugares: una habitación con paneles de madera y un techo pintado que datan de finales del siglo XVI y están muy bien conservados, y las curiosas letrinas que hay en algunas de las estancias.

Precio: Incluido en el Explorer Pass. Adultos 5 libras, niños 3 libras
Horarios: Abril a septiembre: 9:30 a 17:30 y Octubre: 10:00 a 16:00
Noviembre a marzo: cerrado

fotografiandoviajes en Escocia
Castillo de Newark

Abadía de Paisley


El tiempo no nos da tregua y sigue lloviendo cuando llegamos a Paisley. Aparcamos cerca de la abadía y tras admirar el magnífico exterior, nos dirigimos al interior para resguardarnos del viento y la lluvia. Nos sorprende al entrar el techo de madera y las hermosas vidrieras que decoran gran parte de las paredes. En Paisley se encuentran algunas tumbas de reyes escoceses, así como la tumba de la hermana de Robert the Bruce. Otro lugar destacado en la abadía es una cruz celta que data del siglo X.

La historia de Paisley está llena de vicisitudes, como muchas de las iglesias y castillos de Escocia. El primer edificio que hubo en el lugar empezó a construirse en 1163, pero acabó casi destruido por un incendio en 1307. Se reconstruyó la abadía, pero de nuevo sufrió graves daños en el coro y el transepto debido al colapso de una torre en el siglo XVI. Así permaneció hasta finales del XIX cuando se comenzó la restauración de Paisley.

El pequeño desvío ha merecido la pena, ya que hemos disfrutado con la belleza de este hermoso y tranquilo edificio religioso que se encuentra a tan solo 12 kilómetros de Glasgow.

Horario: Todos los días de 10 a 15.30h.
Visitas guiadas martes y jueves a las 14h. Comprobar en su página web, ya que puede estar cerrado debido a eventos religiosos.
Entrada gratuita

fotografiandoviajes en Escocia
Abadía de Paisley

fotografiandoviajes en Escocia
Interior de la abadía

fotografiandoviajes en Escocia
Exterior de la abadía

Glasgow


De esta gran ciudad escocesa habíamos leído opiniones diversas, unas buenas pero otras no tanto. Con esa doble imagen en la cabeza llegamos al centro de la ciudad, con un cielo encapotado y una lluvia incesante. Lo primero es dejar el coche aparcado cerca del hotel, ya que el tráfico de Glasgow es infernal a esta hora de la mañana.

Llegamos a Glasgow con la idea de ver 3 partes muy distintas pero igualmente interesantes de la ciudad:
  • El museo Kelvingrove
  • La catedral y la necrópolis
  • Hacer una ruta por los grafittis del centro


1.- Museo Kelvingrove, kelvingrove art gallery and museum


El edificio en el que se ubica el museo Kelvingrove está situado en el west end, la zona universitaria de Glasgow. Kelvingrove es un museo con una colección muy variada que va desde pintura, a animales disecados, arte pop, fósiles, piezas arqueológicas, un avión colgando del techo... un museo ecléctico en el que puedes pasear sin rumbo fijo para descubrir mil y un detalles curiosos entre las 8000 piezas que componen su colección.

Nada más entrar tenemos suerte y empieza a sonar el órgano que preside la sala central, acaba de comenzar el recital de órgano en directo que tiene lugar todos los días a las 13h. Si estáis pensando en visitar el museo, intentad coincidir con el concierto porque merece la pena escuchar el sonido de este instrumento tan especial y que raramente se escucha fuera de las iglesias.

Tras disfrutar de la música, y guiándonos por el plano del museo, tratamos de encontrar el famoso Cristo del pintor español Salvador Dalí... pero en esto no tuvimos tanta suerte, ya que estaba prestado a otro museo de forma temporal y en su lugar solo había fotos e información sobre el cuadro. Un poco desencantados, continuamos vagando por las salas del museo.

Horario: 10 a 17h
Precio: Gratuito
Conciertos órgano: 13h de lunes a sábado. Domingos a las 15h.
Página web del museo

fotografiandoviajes en Escocia
Exterior del museo Kelvingrove

2.- Centro de Glasgow


Dejamos el west end, con sus hermosos edificios neogóticos que nos recuerdan a las películas de Harry Potter, y dirigimos nuestros pasos hacia el centro de la ciudad, una zona eminentemente comercial repleta de tiendas y de gente haciendo compras. Buchanan, Argyle y Sauchiehall street son las principales arterias comerciales de la zona y George Square el corazón de la ciudad y donde se ubica el llamativo ayuntamiento de Glasgow.

Pero el día tan lluvioso invita a pocas compras, por lo que nos dirigimos hacia la catedral y la necrópolis que se encuentran a unos 15 minutos andando del centro.


3.- Catedral y Necrópolis de Glasgow


La catedral es una de las visitas imprescindibles de Glasgow. Un magnífico edifico gótico que se empezó a construir en el siglo XII, y se salvó de la destrucción de la reforma protestante, siendo así el único edificio religioso medieval completo de Escocia.

El exterior es imponente como suelen serlo todos los edificios góticos, pero el interior es aún más interesante debido a su hermoso techo de madera (que ha sido restaurado en numerosas ocasiones) y a las numerosas vidrieras que adornan las paredes. Es cierto que el interior es bastante oscuro, aunque puede deberse al cielo completamente encapotado que hoy cubre Glasgow.

En un lado de la nave central hay unas escaleras que conducen a la cripta donde supuestamente fue enterrado San Mungo en el año 612, fundador de la primera iglesia que hubo en este lugar.

Al salir nos dirigimos a la necrópolis, un cementerio victoriano lleno de tumbas que cubre una ladera a espaldas de la catedral. Desde aquí se tienen, sin duda, las mejores vistas de la catedral de Glasgow. Como muchos de los cementerios que hemos visto en Escocia, es un lugar agradable para pasear aunque parezca mentira, lleno de hierba y monumentos funerarios. La pena es que el clima tan desapacible de hoy no invita al paseo.

Horario: De abril a septiembre 9,30 a 17.30. Domingos de 13 a 17h
Octubre a Marzo 10 a 16h. Domingos de 13 a 16h.
Precio: Gratuito. Aunque aparece en el listado de lugares que se pueden visitar con el Explore Pass, no hace falta sellarlo al entrar.


fotografiandoviajes en Escocia

fotografiandoviajes en Escocia
Interior de la catedral de Glasgow

fotografiandoviajes en Escocia
Necrópolis de Glasgow

4.- Provand's Lordship


Antes de volver al centro de la ciudad, entramos en un pequeño edificio que está frente a la catedral, Provand`s lordship, la casa más antigua que sobrevive en Glasgow y que nos parece muy interesante.

La entrada es gratuita y merece la pena recorrer las tres plantas de la vivienda, con muebles antiguos del siglo XVII y que se ha restaurado para conservarla tal como era en 1471 cuando se construyó.

Entrada gratuita
Cerrado los lunes


5.- Grafitis en las calles de Glasgow


Cuando preparábamos el viaje a Escocia, encontramos por casualidad un folleto de la ciudad de Glasgow que hablaba de una ruta de grafitis que poblaban los edificios del centro (City center mural trail). Nos resultó muy llamativo y decidimos que sería una de las visitas imprescindibles en la ciudad.

Os contamos más en la entrada "Glasgow, ruta por los grafitis del centro".




•• Puedes completar tu visita con un free tour en español por Glasgow


guia de viaje a Escocia en coche


No hay comentarios

Gracias por tu comentario