Fotografiando viajes

test

Qué ver en Kashan, la vieja ciudad de adobe del desierto iraní

Los baños Hamman-e Sultan Amir Ahmad en Kashan, Iran

Lo que hoy podemos ver en Kashan es reflejo y legado de su rica historia. Edificios de la época safávida (como el Jardín Fin o los baños del Sultan Amir Ahmad), el bazar, las casas tradicionales de adobe pertenecientes a ricos comerciantes del siglo XIX y sus callejuelas de adobe donde perderse sin rumbo. Además, en los alrededores de Kashan hay algunas visitas interesantes para completar una estancia de uno o mejor dos días en Kashan.

Kashan es un pueblo oasis a 260 kilómetros de Teheran, en el lado occidental del desierto Kavir (Dasht-e Kavir). Esa ubicación relativamente privilegiada dentro de la dureza del desierto, ha hecho que la zona de Kashan haya estado habitada desde hace miles de años, como lo atestiguan yacimientos arqueológicos cercanos con una antigüedad de más de 7000 años. Algunos relatos también afirman que fue desde Kashan desde donde salieron los Reyes Magos camino de Belén...aunque para eso primero habría que confirmar que realizaron dicho viaje. Lo que si es indiscutible es que Kashan tuvo un papel importante en la ruta de la seda en el tramo que bordeaba el árido desierto de Kerman a Teheran.

A Kashan se la describe como un oasis en el desierto, donde las casas de adobe marrón se agolpan formando una red de estrechos callejones y sobre cuyos tejados sobresalen las torres de ventilación o badgirs. Todo eso es cierto, si bien la imagen que tuvimos al llegar en coche fue muy distinta. Conforme nos acercamos a Kashan, una ciudad con 350.000 habitantes y modernos bloques de edificios nos dio la bienvenida. ¿Dónde están las casas de adobe?, ¿nos habíamos confundido?. No, estábamos en Kashan. El taxi nos dejó donde comienza la ciudad vieja con sus laberínticos callejones de adobe. Fue meternos por sus callejuelas y trasladarnos en el tiempo. Allí las casas son de adobe, los badgirs o torres de ventilación asoman sobre las viviendas y el tráfico de coches y motos es muy escaso, invitando al paseo relajado. Es lo que nos atrapó de Kashan.



Qué ver en la ciudad vieja de Kashan


1.- Los baños Hamman-e Sultan Amir Ahmad o baños Qasemi


Estos baños datan del siglo XVI, de la era safávida, aunque fueron dañados por el terremoto de 1778 y renovados en la era Qajar.

Los baños, hoy en desuso por normativa islámica, ocupan una superficie de 1000 m2 que se reparte en distintas estancias, la mayor una bonita sala octogonal en la que no faltan grabados en paredes y techos. Como en todos los hamman o baños, la luz natural se cuela por unas pequeñas bóvedas de adobe y cristal ubicadas en los techos.

Los baños Hamman-e Sultan Amir Ahmad en Kashan, Iran
Interior de los baños Hamman-e Sultan Amir Ahmad
Los baños Hamman-e Sultan Amir Ahmad en Kashan, Iran
Interior de los baños Hamman-e Sultan Amir Ahmad
Los baños Hamman-e Sultan Amir Ahmad en Kashan, Iran
Interior de los baños Hamman-e Sultan Amir Ahmad
Los baños Hamman-e Sultan Amir Ahmad en Kashan, Iran
Interior de los baños Hamman-e Sultan Amir Ahmad

Pero la visita a los baños del sultan Amir no sería completa sin subir a su tejado que ofrece una excepcional vista panorámica de Kashan. Una puerta justo enfrente de la taquilla da acceso al tejado en el que sobresalen las cúpulas acristaladas que hemos visto en las salas de baño y que las iluminan tras la caída del sol. Por tanto, el mejor momento para visitar los baños es al atardecer, cuando el cielo se torna de naranja a azul oscuro y la ciudad antigua de Kashan comienza a iluminarse haciendo las delicias de los fotógrafos y donde las fotogénicas bóvedas iluminadas nos mantuvieron hipnotizados durante más de una hora.

La entrada a los baños es de pago (150.000 riales). Existe un ticket combinado para las casas Tabatabei, Abbsian y los baños el sultan Amir que se adquiere en cualquiera de ellos (350.000 riales, unos 7,5€)

Tejado de los baños Hamman-e Sultan Amir Ahmad en Kashan, Iran
Atardecer sobre los baños del Sultan Amir
Tejado de los baños Hamman-e Sultan Amir Ahmad en Kashan, Iran
Atardecer sobre los baños del Sultan Amir
Tejado de los baños Hamman-e Sultan Amir Ahmad en Kashan, Iran
Atardecer sobre los baños del Sultan Amir
Tejado de los baños Hamman-e Sultan Amir Ahmad en Kashan, Iran
Atardecer sobre los baños del Sultan Amir
Tejado de los baños Hamman-e Sultan Amir Ahmad en Kashan, Iran
Atardecer sobre los baños del Sultan Amir


2.-  Las casas tradicionales Boroujerdi, Tabatabei y Abbasian


En Kashan existen decenas de casas tradicionales construidas en la época qajar, siglo XIX. Visitar estas casas es motivo suficiente para parar en Kashan ya que tras las tapias de adobe se esconden enormes casas (algunas de casi 5000 m2) con decenas de habitaciones, paredes adornadas con estucos, techos con estalactitas y en algunos casos pinturas en las paredes.

Algunas de estas casas están abiertas al público y nosotros visitamos las tres principales, como son Khan-e Boroujerdi, Tabatabei y Abbasian...te lo explicamos en Kashan y sus casas tradicionales.


Khan-e Abbasian en Kashan Iran
Khan-e Abbasian en Kashan

3.- Mezquita Agha Bozorg


Cerca de nuestro alojamiento en Kashan estaba la mezquita Agha Bozorg, que si bien no es la más bonita de Irán, si que su construcción es única en Irán ya que aglutina en un mismo espacio las funciones de mezquita y la madraza o escuela coránica.

Cuando traspasamos la puerta principal de Agha Bozorg nos encontramos con una gran plaza y con la mezquita al fondo. En esta plaza principal existe un piso inferior abierto en el que al asomarnos vemos una fuente y una serie de habitaciones que corresponden a la escuela coránica, aunque no podemos acceder.

Al fondo del patio está la mezquita con sus 3 salas de oración decoradas con azulejos, ladrillo cara vista, pinturas y yeso. Sin embargo lo que más nos gustó de Agha Bozorg fue el iwan cubierto por un gran cúpula de ladrillo flanqueada por dos minaretes gemelos decorados con azulejos.

Entrada gratis.
No necesitas chador ni descalzarte.

mezquita Agha Bozorg en Kashan, Iran
Mezquita Agha Bozorg
mezquita Agha Bozorg en Kashan, Iran
Mezquita Agha Bozorg en Kashan
mezquita Agha Bozorg en Kashan, Iran
Mezquita y madraza Agha Bozorg en Kashan
mezquita Agha Bozorg en Kashan, Iran
Interior de la mezquita


4.- El bazar y el caravanserai Khan Amin al-Dowleh Timche


El bazar de Kashan es un mercado bastante ajetreado al final de la tarde, con sus típicos techos abovedados de ladrillo protegiendo las decenas de tiendas que venden aquí sus productos. Como todos los grandes bazares iranies las tiendas se agrupan por gremios, tiene alguna mezquita alrededor, tiene caravanserais y baños públicos.

Dos de los puntos más destacados del bazar de Kashan es el caravanserai Amin al-Dowleh Timche con un bonito techado, y una gran sala techada con tres cúpulas adornadas con cerámicas que simulan estalactitas. Ambos salas son amplias y están iluminadas gracias a unas grandes aberturas circulares que hay en el techo y que permiten pasar la luz.

El bazar de Kashan está fuera de la zona antigua aunque tan próximo como para poder ir andando.

La mejor hora para visitarlo es al final de la tarde, ya que cierra al mediodía (de 12 a 16 horas) y entonces tan solo es un pasillo sin ningún movimiento de gente y con poco atractivo.

Bazar de Kashan
Caravanserai en el bazar de Kashan

5.- Pasear por las calles de adobe de la ciudad antigua


Pasear por las tranquilas calles de adobe de Kashan es una de las mejores experiencias, siempre que no te pierdas ya que muchas calles no tienen nombre y algunas son callejones sin salida. Nosotros en algún momento tuvimos que recurrir al GPS para orientarnos (usamos la aplicación para el móvil llamada MapsMe que tiene mapas gratis de Irán y funciona sin datos ni roaming).

Incluso por la noche, cuando las calles están iluminadas a medio gas, no tuvimos ninguna sensación de inseguridad pues la gente en esta parte de Irán nos pareció muy amable.

Kashan
Calles de Kashan con su badgir o torre de ventilación
Kashan
Calles de Kashan


6.- Alrededores de Kashan ( jardín Fin y Aran Va Bigdol) y


En los alrededores de Kashan, fácilmente accesible en taxi, visitamos tres lugares destacados como el jardín Fin, el santuario Aran Va Bigdol y el mausoleo de Ebrahim. Sin embargo, nosotros en lugar de ir desde Kashan preferimos unirlo al viaje que nos llevó a Isfahán, junto a Abyaneh y Natanz (tenéis los detalles en esa entrada).



Datos prácticos (de viajero a viajero)

√ El alojamiento en Kashan

La mejor opción para pernoctar en Kashan, es alguna de las casas tradicional del casco antiguo, desde donde todo es accesible a pie. Nosotros nos alojamos en el Noghli, que tiene dos casas tradicionales...la nuestras fue la accesoria y está junto a un café con una fantástica terraza para ver Kashan por la noche.

Si quieres darte un capricho, el mejor hotel de Kashan es el Saraye Ameriha Boutique hotel, justo frente a los Hamman-e Sultan Amir.

Kashan
Vistas de la mezquita Agha Bozorg desde la terraza del hotel Noghli


√ Cómo ir a Kashan y moverse por la ciudad


  • De Qom a Kashan (112 km): aunque existe la posibilidad del autobús local, nosotros optamos por el taxi (112 km, 800.000 riales, 17€ y casi una hora y cuarto de puerta a puerta)
  • De Kashan a Isfahan (210 km) fuimos en un taxi que contratamos cerca del bazar y que nos llevó por los alrededores de Kashan (jardin Fin, santuario Aran Va Bigdol y el mausoleo de Ebrahim) y camino de Isfahan paramos en Abyaneh y Natanz). Fueron 50€ a partir entre 4 personas. Con las visitas tardamos unas 8 horas.

Para moverte por Kashan, si te alojas en la ciudad vieja (muy, muy recomendable), todo está accesible a pie, excepto el jardín Fin que puedes ir en taxi o bien, como hicimos nosotros, visitarlo de camino a Isfahan.

Aquí tienes todos los detalles del alojamiento y transporte de Irán


Viajar por libre a Iran

No hay comentarios

Gracias por tu comentario