Fotografiando viajes

test

Edimburgo qué ver en dos días, recorrido a pie por la Old Town

La old town en Edimburgo

Es imposible no enamorarse de la ciudad de Edimburgo nada más poner los pies en su centro histórico. Es indiscutible el encanto de la Old town, con sus estrechos callejones, sus magníficos edificios, la Royal mile y su castillo dominándolo todo. O de la New town con sus ordenadas calles y sus cuidados jardines. O de los miradores sobre la ciudad como Arthur’s seat y Calton Hill o cementerios con un encanto especial como Greyfriars y Calton. Todo eso y más es lo que vas a encontrar en una de las ciudades más fascinantes del Reino Unido y que fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1995.

Hemos dejado los 2 últimos días del viaje por Escocia para conocer Edimburgo. El primer día lo dedicamos a la Old Town y al castillo, y el segundo (os lo contamos en otro artículo) haremos un recorrido que nos llevará desde Carlton Hill, la New town hasta Dean Village, para volver de nuevo hacia la Old Town.

Aquí os dejamos algunos de los mejores lugares de la ciudad que da tiempo a visitar en 2 días. Si disponéis de más tiempo, Edimburgo ofrece un sinfín más de actividades y lugares interesantes para descubrir.


Edimburgo que ver en dos días
Recorridos a pie por Edimburgo (2 días). Para verlo interactivo en GoogleMaps clic aquí



Primer día en Edimburgo: La Old town

Dominando la parte vieja de la ciudad se encuentra el castillo de Edimburgo, de allí parte la fascinante Royal Mile que acaba en el Palacio de Holyrood. A lo largo del recorrido por esta parte de la ciudad es imprescindible también la visita a la Catedral de St. Giles, al Museo nacional de Escocia, el cementerio Greyfriars y algunos de los callejones o closes típicos de Edimburgo.


La old town en Edimburgo
Vistas de la ciudad

1.- Castillo de Edimburgo


Más que el edificio en sí, lo que sorprende del castillo de Edimburgo es su situación, enclavado en la cima de un antiguo volcán, en la que se denomina la colina de Castle rock. Desde el frente del castillo no se percibe bien esta privilegiada posición, sin embargo desde los lados (Grassmarket o New town) se pueden admirar los escarpados acantilados casi inexpugnables que rodean el castillo.

Entramos al castillo de Edimburgo por la única vía de acceso, la explanada que sirve de inicio para la Royal mile. La entrada flanqueada por dos de los personajes más importantes de Escocia, William wallace y Robert the Bruce. A partir de ahí, una calle empedrada y la Portcullis gate nos llevan hacia el interior de esta construcción que en su mayor parte data del siglo XVI.

A los lados nos encontramos con varias almenas con vistas magníficas de la ciudad y al fondo el famoso cañón de la una en punto. Este cañón es disparado puntualmente a la una, todos los días excepto los domingos, actualmente como un atracción turística si bien en el pasado se usaba para avisar a los marineros de la hora que era.

Subimos una pequeña cuesta que sale a la izquierda del camino central para encontrarnos con la capilla de Santa Margarita, un edifico de estilo románico construido en 1130 y que es la estructura más antigua del castillo.

Nos dirigimos a una de las partes más importantes del complejo, al palacio real donde se encuentran las joyas de la corona escocesa: el cetro, la corona y la espada del estado. También puede verse la piedra del destino, que estuvo más de 7 siglos en Inglaterra, concretamente en la abadía de Westminster, en la silla de coronación de los reyes del Reino Unido. Fue devuelta en los años 90 y es un símbolo para Escocia. Hay bastante gente por lo que hay que ir en fila para ver las joyas, unas de las más antiguas de Europa. En el palacio visitamos los aposentos de Maria Estuardo, donde dió a luz a su hijo Jacobo VI que uniría los dos reinos bajo una sola corona.

Junto al palacio, se encuentra el gran salón, con un espectacular techo de madera. Casi hemos acabado la visita después de varias horas en el castillo, ahora solo nos queda echar un vistazo a la exposición prisioneros de guerra, una zona restaurada que muestra como era la vida para los prisioneros durante las guerras napoleónicas y la guerra de independencia norteamericana.

Nos dirigimos a la salida con un sabor agridulce, quizás teníamos las expectativas muy altas, pero la verdad es que nos ha gustado más el castillo por fuera que por dentro.

Al salir, nos dirigimos cuesta abajo hacia la Royal mile.

La old town en Edimburgo
Palacio Real dentro del castillo de Edimburgo

La old town en Edimburgo
Interior del castillo de Edimburgo

La old town en Edimburgo
Interior del castillo

La old town en Edimburgo
Entrada al castillo de Edimburgo

La old town en Edimburgo


2.- Royal Mile o Milla real


Sorprendente, mágica, fascinante... cualquier adjetivo se queda corto para describir esta hermosa calle que conduce desde el castillo de Edimburgo hasta el palacio real de Holyrood. Su nombre se debe precisamente a que comunica estos dos puntos que en su día fueron residencia real y que eran recorridos por la realeza.

A los lados de esta calle se apilaban los habitantes del Edimburgo de la edad media, en altos edificios insalubres, en callejones estrechos y sin salida (los llamados closes), en patios (courts) y en pasadizos oscuros. La población no salía de las murallas de la ciudad y se iban amontonando en esta zona que se convirtió poco a poco en un foco de enfermedades, plagas e incendios.

Empezamos nuestro recorrido en la explanada que se extiende a la entrada del castillo que está todavía cubierta de gradas, donde se ha celebrado en agosto el famoso Tattoo festival. Dejamos atrás el castillo y comenzamos a bajar la Royal Mile hacia Holyrood. A lo largo de la calle nos encontramos con miles de turistas, nos sorprende la enorme cantidad de gente que circula por la Royal mile entrando en sus numerosas tiendas de recuerdos y en los pubs que hay casi en cada esquina.

Nos tomamos el recorrido con calma, disfrutando cada metro, cada esquina y cada casa de la milla real. Antes de dirigirnos hacia el palacio de Holyrood, nos desviamos por Bank street hacia 4 lugares muy interesantes: Victoria Street, Grassmarket, el cementerio de Greyfriars y el museo nacional de Escocia.

La old town en Edimburgo
Royal Mile

3.- Victoria Street


Una de las calles más fotografiadas de Edimburgo, y con razón. La hilera de casas con vivos colores que baja hacia Grassmarket es tan fotogénica que es inevitable recorrerla despacio para disfrutar de sus pequeñas tiendas y restaurantes.

La old town en Edimburgo
Victoria Street

La old town en Edimburgo
Victoria Street

4.- Grassmarket


En el pasado esta plaza era el lugar donde se celebraba el Mercado de ganado. Pero no solo se usaba para tan inocente actividad, sino que aquí tenían lugar las ejecuciones públicas. De hecho, uno de los pubs que podéis ver en la actualidad lleva el nombre de Maggie Dicksons, una mujer con bastante mala suerte que fue “ejecutada” aquí pero que no murió en la horca por lo que la gente pidió que fuera perdonada ya que tenían la sensación de que Dios había decidido que no debía morir. Una historia curiosa de las muchas que han sucedido en una ciudad como Edimburgo.

Hoy en día, Grassmarket es lugar de reunión para cenar o tomar unas cervezas en sus numerosos pubs. Sobre todo los fines de semana está a rebosar de gente.

La old town en Edimburgo
Grassmarket

5.- Cementerio Greyfriars


Bajamos por la calle Candlemaker row y nos encontramos un grupo de gente haciendo fotos a la pequeña escultura de un perro. Leemos que este perro se hizo famoso por haber permanecido durante años sin separase de la tumba de su amo hasta su muerte en 1872. Esta estatua es una de las atracciones más fotografiadas de la ciudad, ¡¡ que curioso!! . Detrás de esta escultura se encuentra el cementerio de Greyfriars, donde el perro pasó tantos años al lado de su dueño fallecido.

El cementerio, como todos en Escocia, tiene cierto encanto y sobre todo sorprende porque las casas están pegadas a las tumbas. Para nosotros, los españoles, esto es casi impensable. Cuanto más lejos tengamos los cementerios de nuestra vida...mejor.

A este cementerio acudía la escritora J.K.Rowling cuando estaba escribiendo Harry Potter en una cafetería cercana, y de las tumbas sacó ideas para los nombres de los protagonistas de las novelas. También desde aquí se puede ver el colegio George Heriot, que bien podría ser la escuela Hogwarts por el diseño de su fachada. Este colegio, que en principio fue para huérfanos, es ahora uno de los colegios más caros de Edimburgo.

En el cementerio hay también una zona cerrada desde que se produjeron sucesos extraños hace unos años alrededor de la tumba de un cruel personaje llamado Juez McKenzie que el siglo XVI perseguía a los seguidores de la iglesia presbiteriana escocesa por orden del rey católico.

En resumen, si os gustan los sucesos extraños, los libros de Harry Potter o la tranquilidad de los cementerios escoceses este es vuestro sitio.

La old town en Edimburgo
Cementerio de Greyfriars

6.- Museo Nacional de Escocia


Un museo realmente interesante, y además gratuito como todos los museos de Escocia. El amplio edificio de 6 plantas tiene numerosas salas repletas de objetos de todo tipo, que abarcan la historia de Escocia, arqueología, historia natural, piezas antiguas de todo el mundo, arte, exposiciones sobre el desarrollo científico, etc... Imposible no encontrar algo que te interese entre los 10000 objetos expuestos. Lo mejor es perderse por sus salas, e ir encontrando cosas tan curiosas como la famosa oveja Dolly disecada.

Cuando os canséis de vagar por el museo, podéis subir a la terraza de la última planta con vistas del castillo de Edimburgo. Es cierto, que las vistas están un poco cortadas por los muros de la terraza que impiden la visión, pero no tardaréis nada más que unos minutos y merece la pena.

Después de disfrutar de tan fascinante museo, volvemos hacia la Royal mile para continuar bajando entre sus hermosos edificios.

La old town en Edimburgo
Museo Nacional de Escocia

7.- Catedral de St. Giles


La mal llamada catedral de St. Giles (solo fue catedral durante algunos años en el siglo XVII) empezó a construirse en el siglo XII, aunque de esa época solo quedan algunos pilares. Fue destruida por los ingleses en 1385 y reconstruida en estilo gótico.

El lider de la reforma escocesa, John Knox usó este templo para expandir sus ideas calvinistas y aquí tuvieron lugar muchos episodios en torno a esta lucha entre cristianos y reformistas.

En el interior, un poco oscuro, destaca la capilla del cardo, construida en el siglo XX por los caballeros de la orden del cardo. Se trata de una pequeña capilla profusamente decorada y que está repleta de visitantes cuando nosotros llegamos.

Al salir de la catedral nos encontramos justo enfrente con uno de los puntos mas turísticos de la ciudad, al que no entramos. Os contamos aquí algunos detalles sobre esta curiosa “atracción” por si os animáis a pagar el desorbitado precio de la entrada.

La old town en Edimburgo
Catedral de St. Giles

8.- Mary King's Close


Este famoso callejón o Close como se denominan en Edimburgo, es uno de las atracciones turística más visitadas de la ciudad. Nosotros tras valorar algunas opiniones, decidimos no visitarla. Nos pareció un precio excesivo para visitar apenas 60 metros de este lugar subterráneo.

Pero, ¿que es en realidad Mary Kings close?. Se trata de un callejón que fue en el siglo XVII una calle comercial y sótanos de viviendas. La falta de espacio para construir en la ciudad hizo que estos sótanos fueran usados como cimientos de nuevos edifiicos más altos. Así, el nivel del suelo subió y se quedaron sepultados callejones, pasadizos y casas.

Hoy en día no se puede visitar esta especie de ciudad subterránea. Aunque algunos tours ofrecen una visita a los callejones subterráneos, otros nos aseguraron que no era posible ya que solo los responsables de Mary Kings close tienen la exclusividad de este tipo de visita.

Pasamos de largo la entrada de este lugar y continuamos bajando calle abajo. Según nos alejamos de esta zona, hay menos turistas y la ciudad se vuelve un poco más tranquila. Llegamos a las puertas de uno de los edificios más extraños de Edimburgo, el nuevo parlamento escocés.


9.- Nuevo parlamento escocés


Rodeado de edificios antiguos, esta modernísima y extraña construcción diseñada por el arquitecto español Enric Miralles fue inaugurado en el año 2004. Desgraciadamente Miralles no pudo verlo terminado, ya que murió antes de que acabaran las obras.

El edificio combina cemento, madera, cristal y acero y su diseño es difícil de explicar... lo mejor es verlo y hacerse una opinión propia de si es una buena idea o no poner una edificación de este tipo en una zona como ésta.

Para comparar, solo tenéis que entrar en el close ubicado enfrente, el white horse close, uno de los más bellos de la ciudad, donde entramos para disfrutar de la paz y la belleza de este rincón escondido y alejado del bullicio.

Y para acabar el recorrido por la Royal mile, llegamos a las puertas del palacio de Holyrood.


La old town en Edimburgo
White horse close

La old town en Edimburgo
Nuevo parlamento escocés

10.- Palacio y abadía de Holyrood


El palacio real de Holyrood es la residencia oficial de la reina cuando viaja a Escocia. Por ello, en ocasiones permanece cerrado al publico. El resto del año puede hacerse una visita auto guiada con audio guía y que incluye la cercana abadía en ruinas del siglo XII, similar a las que se pueden ver en la región de los borders y de la que os hablamos en otra entrada.

El palacio empezó a construirse en 1503 para alojar a la familia real que hasta ese momento habitaba en el castillo. Aquí vivió entre 1561 y 1567 Maria Estuardo, y pueden visitarse sus aposentos y la torre donde vivió. En este lugar fue asesinado su supuesto amante David Rizzio.

Acabamos un día muy intenso, en el que hemos recorrido algunos de los mejores lugares de la Old town, pero no todos... la zona es tan fascinante que harían falta más días para poder disfrutar de cada uno de sus rincones. Mañana dedicaremos el día a visitar la New town y Dean Village.

La old town en Edimburgo
Palacio de Holyrood

  >>  Una manera interesante de conocer la ciudad es hacer un recorrido guiado. Te contarán en unas horas la historia de la ciudad y los lugares más interesantes para visitar.
Elige el que más te guste:

Free tour por la ciudad
* Tour de los fantasmas
* Tour por los subterraneos de Edimburgo y sus fantasmas
* Tour por los pubs de Edimburgo
* Visita guiada al castillo de Edimburgo


guia de viaje a Escocia en coche


No hay comentarios

Gracias por tu comentario