Fotografiando viajes

test

Una noche en los Kaluts del desierto de Irán

Kaluts en el desierto Lut o Dasht-e Lut en Iran

Los kaluts son unas formaciones de arenisca que como montañas de cima plana, sobresalen en la arena del desierto Lut, o Dasht-e-Lut, al sur de Irán. Pero los kaluts no son unas formaciones aisladas que se agrupan en una pequeña zona del desierto, sino que ocupan decenas de kilómetros del desierto formando un paisaje compuesto por cañones, montañas de arenisca y dunas de arena de tono ocre perfectamente peinadas por el viento del desierto. Un paisaje único y cautivador que merece la pena ser vivido con tranquilidad, pasando la noche en el desierto como hicimos nosotros.


Kaluts en el desierto Lut o Dasht-e Lut en Iran
Kaluts del desierto
Desierto Lut o Dasht-e Lut en Iran

Kaluts en el desierto Lut o Dasht-e Lut en Iran
Kaluts del desierto
Kaluts en el desierto Lut o Dasht-e Lut en Iran
Kaluts
Kaluts en el desierto Lut o Dasht-e Lut en Iran


Nuestra visita a los kaluts


Por la mañana nos recogen en Kerman, la ciudad más cercana, aunque está a 140 kilómetros de los kaluts. Nos dirigimos al pueblo de Mahan, a 35 kilómetros y visitamos el jardín Shahzadeh o jardín de Mahan y el mausoleo (Aramgah-e) Shah Nematollah Vali con su bonita cúpula.

Todavía es pronto, ya que no es recomendable permanecer en el desierto durante las horas centrales del día. Y no es ninguna tontería. El desierto Lut en determinadas épocas del año es un horno, con temperaturas registradas superiores a los 65ºC, si has leído bien 65ºC. Nosotros fuimos a finales de octubre y el calor fue soportable, aunque viajábamos en un 4x4 con aire acondicionado y evitamos el mediodía.

Camino de los kaluts, nuestro fantástico guía Amir Moghaddam (amir.kalluts@gmail.com;  teléfono iraní  +98 913 198 2482) nos tiene reservadas algunas interesantes paradas. Así vemos el ingenioso sistema de riego y conducción de agua utilizado en una zona tan árida, con un elaborado sistema de conductos subterráneos que transporta el agua acumulada en las montañas hasta unos reservorios con su correspondiente badgirs o torres de ventilación. Accedemos al interior de uno de estos depósitos de agua hoy en desuso, una increíble manera de adaptarse al desierto.

Conducción subterranea de agua en el desierto
Sistema subterraneo de conducción de agua
Badgirs o torres de ventilacion en el desierto de Iran
Badgir o torre de ventilación

Conforme el desierto se hace más árido, llegamos a la última zona con árboles, los tamarindos. Estos sufridos árboles evitan la progresión del desierto ya que sus raíces y hojas caídas forman una red que retiene la arena formando grandes montículos de arena. Además en las ramas hay unas pequeñas costras blanquecinas utilizadas como dulce, y tras probarlos, doy fe de que son como pequeños terrones de azúcar.

La última parada es Shafiabad, un pueblo donde comemos y vemos el caravanserai-fortaleza con 4 bonitas torres defensivas de adobe formando dibujos geométricos.

Shafiabad en el desierto Lut o Dasht-e Lut en Iran
Caravanserai en Shafiabad
Shafiabad en el desierto Lut o Dasht-e Lut en Iran
Caravanserai en Shafiabad
Tamarindos en el desierto
Tamarindos

Tras comer y habiendo cedido el calor, nos adentramos en el desierto. Llegamos a un punto donde ya hay varios coches y una zona de acampada, el límite al que pueden llegar los vehículos que no se adentran en el desierto.

Nosotros seguimos y recorremos el desierto por entre las dunas, por un paisaje cambiante, con las formas caprichosas de los kaluts y dunas perfectas. Paramos, caminamos por las dunas, admiramos el paisaje, vuelta al coche, nueva parada en otro paisaje espectacular....y así hasta antes del atardecer. Entonces paramos y mientras Amir y sus compañeros montan las tiendas, el fuego y hacen la cena, nosotros disfrutamos del desierto.

El atardecer es espectacular, con el sol poniéndose tras un kalut y la luz naranja resaltando, más si cabe, la belleza del lugar. Tras la cena, y a la luz del fuego, observo los millones de estrellas que hay, con la vía Láctea en medio del cielo sin quererse perder el momento

Kaluts en el desierto Lut o Dasht-e Lut en Iran
Kaluts
Kaluts en el desierto Lut o Dasht-e Lut en Iran
Kaluts
Kaluts en el desierto Lut o Dasht-e Lut en Iran
Kaluts
Kaluts en el desierto Lut o Dasht-e Lut en Iran
Atardecer en los kaluts
Kaluts en el desierto Lut o Dasht-e Lut en Iran
Acampando en los kaluts

La noche tiene una temperatura perfecta, pero a media noche se desata una tormenta de arena. Nuestra tienda de campaña no es de tela, sino de una malla fina para poder ver el cielo estrellado. Amanecemos con los sacos cubiertos de arena. La tormenta persiste y vemos la otra cara del desierto.

Por la mañana y de nuevo en el coche recorremos pausadamente durante más de 2 horas los kaluts. A pesar de la tormenta de arena el espectáculo es asombroso. No paramos de ver paisajes increíbles, que Amir en su profundo conocimiento del desierto sabe buscar perfectamente. Cada poco tiempo, el coche para y bajamos a ver como la arena se mueve al son del viento, entre un paisaje con cientos de kaluts.

Al sentir la fuerza del viento y como la arena araña nuestra piel, entendemos como se formaron los kaluts de desierto. Hace millones de años, aunque parezca increíble, aquí hubo un río en cuyo fondo fueron depositándose sedimentos. El río se secó y con el paso de otros millones de años el suelo sedimentoso fue resquebrajándose. Luego por efecto del fuerte viento de la zona (como pudimos comprobar en nuestras carnes) y del agua de lluvia, las grietas fueron erosionándose y creciendo hasta formar las grandes grietas, canales y cañones que vemos hoy. Los kaluts son las partes de sedimento que no se han erosionado, es decir, nosotros vamos por las grietas que se han formado y que ahora están cubiertas por arena.

Finalmente regresamos a la carretera asfaltada, el límite al que llegan los taxis que van a ver el atardecer, y regresamos a Kerman.


Kaluts en el desierto Lut o Dasht-e Lut en Iran
Kaluts
Kaluts en el desierto Lut o Dasht-e Lut en Iran

Kaluts en el desierto Lut o Dasht-e Lut en Iran
Nuestro campamento en los kaluts
Kaluts en el desierto Lut o Dasht-e Lut en Iran

Kaluts en el desierto Lut o Dasht-e Lut en Iran



¿Cómo ir y visitar los kaluts?


A la hora de elegir como visitar los kaluts, y antes de reservar, debes preguntar:
  • Cuánto tiempo vas a estar en los kaluts (¿solo al atardecer?, ¿pasarás la noche?) 
  • Con qué coche vas a ir (si no es todoterreno solo vas por carretera sin entrar en el desierto) 
  • Dónde vas a dormir (tienda o zona de acampada) 
  • Cuánto te adentrarás en el desierto Lut. Nosotros contactamos por email con un guía (más barato) pero nos confirmó que no entraba en el desierto, “que era peligroso y no había nada interesante”, es decir solo iba por carretera asfaltada y dormíamos en una zona de acampada. 
  • En qué época vas: piensa que hay meses que el calor impide el acceso al desierto. 


Tres tipos de excursiones o formas de vivir los kaluts :

1.- Ir en coche o taxi solo para ver el atardecer

Es la opción más barata (25-40€ por coche), para la que necesitas menos tiempo y que puedes hacer sin reserva previa. Basta con contactar con cualquier taxista de Kerman en el hotel Akhavan (donde nosotros nos alojamos). La desventaja es que no te adentras por las dunas del desierto Lut ya que nunca abandonas la carretera asfaltada. Además no pasas la noche bajo las estrellas ni ves el amanecer.

Así lo hicieron Juan y Flor del blog Ruta del Mate


2.- Viaje organizado con coche normal y acampada cerca de los kaluts

Es una opción intermedia en precio (unos 150-250€ por coche, incluyendo alojamiento y pensión completa) y aunque conviene reservar hay varios guías que lo hacen. La ventaja es que pasas la noche en el desierto y ves los kaluts al atardecer y al amanecer. Sin embargo el coche siempre va por carretera asfaltada (no se necesita 4x4) y no te metes por las dunas.


3.- Viaje organizado con coche todoterreno y acampada dentro del desierto Lut

Es la opción que nosotros elegimos. Pasas la noche en el desierto Lut, rodeado de kaluts, no en una zona de acampada cercana a la carretera. Te adentras unos 30-40 kilómetros por la arena del desierto Lut, una zona que solo recorren este tipo de viajes. La única desventaja es el precio (300€ por coche hasta 4 personas, incluyendo todo el material de acampada y pensión completa)...y a pesar de ello hay que reservar con bastante tiempo de antelación (nosotros lo hicimos con más de mes y medio)

√ Nota: nosotros tras leer algunos blog como El Rincón de Sele o Lo mejor está por llegar, lo hicimos con Amir Moghaddam (amir.kalluts@gmail.com , teléfono y Whatsap +98 913 198 2482) y que conste que NO hemos recibido nada por recomendarle


Kaluts en el desierto Lut o Dasht-e Lut en Iran
Kaluts
Kaluts en el desierto Lut o Dasht-e Lut en Iran
Kaluts
Kaluts en el desierto Lut o Dasht-e Lut en Iran


que ver en Iran



Consejo:  Viaja siempre con el mejor seguro de viaje.  Mondo lo busca para tí. Accede a través del banner y consigue un 5% de descuento y nosotros un pequeño incentivo para continuar con FotografiandoViajes

Cupon descuento seguro de viajes Mondo

2 comentarios:

  1. Algo debe tener Iran que se ha puesto de modo. Cada vez me apetece más ir por esas latitudes, es una zona desconocida para mi, más allá de Egipto. Sin duda las fotos del desierto son espectaculares.
    Saludos viajeros
    LoBo BoBo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene muchísimo que ver y si no se ha puesto de moda antes es por ciertos prejuicios. Si vas seguro que te gusta.
      Un saludo

      Eliminar

Gracias por tu comentario