Fotografiando viajes

test

Ruta de viaje a Ladakh, qué ver en el pequeño Tibet indio

Festival Hemis en Ladakh

Un viaje a Ladakh, la región del norte de la India conocida como el pequeño Tibet, es como viajar en el tiempo. Monasterios budistas tibetanos, que parecen sacados de un cuento, como Thiksey, Lamayuru, Alchi, Likir, Stakna, Matho, Hemis o Rizong, situados en lo alto de las suaves colinas que conforman el paisaje de Ladakh, a pesar de que estemos en plena cordillera de los Himalayas, a más de 3500 metros de altura.

Los refugiados que huyeron de Tibet tras la ocupación china llegaron a Ladakh pero conservaron las tradiciones budistas tibetanas. Por ello, tanto los monasterios, como las salas de oración y las vestimentas de los monjes recuerdan al fascinante país tibetano.

Nosotros decidimos viajar hasta Ladakh cruzando la cordillera del Himalaya desde la ciudad india de Manali. De allí parte una carretera que solo está abierta en verano y que serpentea por las laderas de las altas montañas, cruza algunos de los puertos más altos del mundo y recorre paisajes que son difíciles de describir por su espectacular belleza. El recorrido por carretera hasta Leh, la capital de Ladakh es un viaje que merece la pena en sí mismo, ya que posiblemente sea una de las carreteras más increíbles del mundo.

Tras una ruta en coche de 3 días desde Manali, nos esperaba el valle de Leh, con sus hermosos monasterios. Además, organizamos nuestro viaje a Ladakh para coincidir con uno de los festivales budistas que tienen lugar cada verano en algunos monasterios, en este caso pudimos disfrutar de una vivencia única en el monasterio de Hemis.

Recorrimos los alrededores de Leh, y visitamos 2 de las zonas más importantes de la región, el valle que conduce a Lamayuru y el valle de Nubra al que se accede cruzando en coche uno de los pasos de montaña más altos del planeta.

Ladakh nos deparaba otra sorpresa más... una celebración especial que se hace en algunos monasterios tras finalizar un mandala y destruirlo. Tuvimos la gran suerte de poder participar en esta celebración compartiendo con los monjes horas de oración, comida, té y sobre todo muchas emociones.

Aquí os dejamos la ruta que hicimos durante este fascinante viaje de 24 días, que aunque no fue fácil de organizar debido a la falta de información sobre el destino, acabó convirtiéndose en uno de los mejores viajes de nuestra vida.


Qué ver en Ladakh, ruta viaje al pequeño Tibet
Leh, capital de Ladakh

Nuestra ruta de viaje a Ladakh

  1. Madrid - Delhi
  2. Delhi - Simla
  3. Simla - Rewalsar
  4. Rewalsar - Manali
  5. Manali - Paso Rothang - Keylong
  6. Keylong - Puerto Barachala - Campamento en Sarchu
  7. Sarchu - Taglang Pass - Thiksey
  8. Thiksey - Palacio de Stok - Matho - Stakna
  9. Hemis - Festival budista Tse-Che - Thiksey
  10. Monasterio de Thiksey - Leh
  11. Leh - Monasterio Phyang - Basgo - Monasterio de Likir - Alchi
  12. Monasterio de Alchi - Monasterio de Rizong - Lamayuru
  13. Monasterio de Lamayuru - Spituk (Puja Mandala) - Leh
  14. Leh
  15. Leh - Taktok - Chemray - Hemis - Shey - Leh
  16. Leh - Spituk (Puja Mandala) - Leh
  17. Leh - Puerto de Khardung-La - Valle de Nubra - Panamik - Sumur
  18. Sumur - Diskit - Hunder - Diskit
  19. Diskit - Puerto Khardung-la - Leh
  20. Leh
  21. Leh - Delhi (avión)
  22. Delhi - Agra - Delhi
  23. Delhi
  24. Delhi - Madrid


Itinerario viaje a Ladakh
Para ver el mapa interactivo en GoogleMaps pincha aquí



Qué ver en Ladakh, ruta viaje al pequeño Tibet
Monasterio de Ladakh

Qué ver en Ladakh


1. Carretera Manali a Leh


Posiblemente sea una de las carreteras más espectaculares del mundo. Recorrer esos paisajes solitarios que parecen irreales es una experiencia difícil de olvidar. La ruta de 3 días es dura debido a la altitud por encima de los 5000 metros, a la falta de infraestructura para el viajero y al hecho de que la carretera está en continua construcción por lo que hay muchas paradas inesperadas. Pero, a pesar de todos estos “inconvenientes” merece la pena cada uno de los minutos que pasamos cruzando la cordillera del Himalaya para llegar a Ladakh.

Qué ver en Ladakh, ruta viaje al pequeño Tibet
Carretera de Manali a Leh, cruzando el Himalaya

2. Monasterio Thiksey


El primer monasterio que vimos nada más llegar a la región de Ladakh. Nos quedamos sorprendidos y boquiabiertos al ver tanta belleza. Un enorme monasterio colgando de una colina nos recibió y nos dimos cuenta de que habíamos elegido muy bien el destino de nuestro viaje, a pesar de las dificultades que habíamos encontrado para organizarlo.

Tras dormir en el monasterio, al amanecer fuimos a la puja o momento de oració del monasterio y vivimos una experiencia fascinante al escuchar desde el tejado del templo el potente sonido de las trompetas tibetanas.


Qué ver en Ladakh, ruta viaje al pequeño Tibet

Qué ver en Ladakh, ruta viaje al pequeño Tibet
Amanecer en el monasterio de Thiksey

3. Festival Tse-Che en Hemis


Los festivales budistas de Ladakh se celebran durante el verano en algunos monasterios como Hemis y Lamayuru. Es importante que comprobéis las fechas exactas de alguno de los festivales para hacerlos coincidir con vuestro viaje. No hay que perderse esta curiosa muestra de cultura religiosa plagada de danzas, hermosos trajes, máscaras y sonidos de trompetas tibetanas.

Qué ver en Ladakh, ruta viaje al pequeño Tibet
Festival Tse-Che en Hemis

4. Monasterio Stakna


Uno de los monasterios más fotogénicos de Ladakh, situado en lo alto de una colina bajo la cual serpentea el río Indo. Aunque una vez arriba no es uno de los templos más bonitos de la región, merece la pena verlo desde algún mirador en la distancia.

Qué ver en Ladakh, ruta viaje al pequeño Tibet
Monasterio Stakna

5. Basgo


En Basgo estaba situada la antigua capital de Ladakh. Aunque desde abajo de la colina parece que solo va a haber un montón de ruinas, al llegar arriba comprobamos que quedan en pie 3 gompas. El mayor de ellos tiene unas bellísimas pinturas y una estatua enorme de Maitreya, el buda del futuro.

Qué ver en Ladakh, ruta viaje al pequeño Tibet
Interior de monasterio en Ladakh

6. Monasterio de Likir


Un monasterio fascinante con sus edificios blancos y sus tejados rojizos, y con un fondo que parece un decorado de montañas nevadas. Solo por ver esa estampa tan hermosa merece la pena llegar hasta allí.

Qué ver en Ladakh, ruta viaje al pequeño Tibet
Monasterio de Likir


7. Monasterio de Alchi


Este monasterio, aunque no tiene ninguna belleza por fuera, esconde secretos en su interior que se cuentan entre lo mejor de Ladakh. Sus pinturas antiguas que son las mejores de toda la región y su Buda de 2 plantas son una auténtica maravilla. Además, pudimos verlo en solitario, con una linterna para poder distinguir bien las pinturas y escuchando únicamente el sonido del suelo de madera que crujía bajo nuestros pies.

Qué ver en Ladakh, ruta viaje al pequeño Tibet
Monjes en Ladakh

8. Monasterio de Rizong


Recordamos este monasterio con mucho cariño ya que un monje nos condujo a las cocinas del monasterio para invitarnos a champa, el té tibetano hecho con mantequilla de yak. Una muestra de la amabilidad de los monjes que siempre nos recibieron con hospitalidad en todos los monasterios.

Qué ver en Ladakh, ruta viaje al pequeño Tibet
Puerta de monasterio en Ladakh

9. Monasterio de Lamayuru


En el monasterio de Lamayuru también se celebra un festival similar al que pudimos ver en Hemis. Llegamos hasta allí para ver el monasterio, que aunque está situado en un entorno espectacular y es muy bonito por fuera, por dentro es uno de los menos interesantes de Ladakh.

Qué ver en Ladakh, ruta viaje al pequeño Tibet
Monasterio de Lamayuru

10. Spituk


En este templo cercano a Leh vivimos la mejor experiencia del viaje. Sin saberlo, llegamos al templo en medio de una celebración especial, una puja por la finalización de un mandala. En los monasterios, los monjes componen durante meses un mandala de arena de colores, y éste es destruido 4 días después de finalizarlo, como símbolo de la finitud de la vida.

En la sala de oraciones nos encontramos a decenas de monjes tocando los platillos, las trompetas mientras vestían gorros amarillos muy vistosos. Pasamos horas allí, compartimos comida con ellos y volvimos unos días después para ver como era destruido el mandala y como repartían granos de arena entre nosotros y el resto lo echaban al río.

Una experiencia que se cuenta entre una de las mejores de nuestra vida viajera.

Qué ver en Ladakh, ruta viaje al pequeño Tibet
Celebración en el monasterio de Spituk

Qué ver en Ladakh, ruta viaje al pequeño Tibet
Celebración fin de Mandala

11. Paso de montaña Khardung-la


Cruzamos este paso de montaña a 5359 metros de altitud, nevando, en un coche antiguo con los cristales de las ventanas rotas y sin casi visibilidad. Fueron momentos de tensión viendo el precipicio a nuestro lado, mientras caía con fuerza la nieve y nuestro conductor se reía de nuestro miedo ya que él estaba acostumbrado a ello. Tras cruzar el paso Khardung-la, despejó y todo se vio compensado por el magnífico paisaje del valle de Nubra.

Qué ver en Ladakh, ruta viaje al pequeño Tibet
Paso Khardung-la a 5359 metros altitud

12. Valle de Nubra


Si Ladakh es una región aislada, el valle de Nubra está aislado por partida doble. Para llegar hasta allí hay que obtener unos permisos especiales en Leh, y luego cruzar uno de los pasos de montaña más altos del mundo, el de la montaña Khardung-la.

Qué ver en Ladakh, ruta viaje al pequeño Tibet
Valle de Nubra

Qué ver en Ladakh, ruta viaje al pequeño Tibet
Valle de Nubra


Guia viaje a Ladakh el Tibet de India


Nunca viajes sin seguro médico. Y ahora por ser lector de Fotografiando Viajes un 5% de descuento automático al contratar con Mondo el mejor seguro de viaje para ti (cancelación, multiviaje, familias, amigos, asistencia 24h…)
Cupon descuento seguro de viajes Mondo

2 comentarios:

  1. Que gran viaje !!!! Tiene una pinta estupenda...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si la verdad es que es un destino poco conocido, pero espectacular

      Un saludo

      Eliminar

Gracias por tu comentario