Fotografiando viajes

test

Qué ver en Córdoba en 2 días: 12 lugares imprescindibles

Córdoba España

Córdoba es una de las ciudades más visitadas de España, y no es para menos. Es una ciudad repleta de lugares espectaculares y de un centro histórico compacto y bien conservado, que se puede recorrer por completo a pie. Si bien es cierto que el número de turistas que hay a todas horas por el centro es en ocasiones agobiante, merece la pena hacer un viaje a Córdoba, una de las ciudades más bellas de España.

Aquí os dejamos los 12 lugares que en nuestra opinión son imprescindibles en una visita a Córdoba.



Qué ver en Córdoba: 12 lugares imprescindibles


1.- La mezquita-catedral de Córdoba


Sin duda, la mezquita es el monumento estrella de Córdoba, el más visitado y el que atrae a un enorme número de turistas. Es imposible quedar indiferente ante una belleza tan asombrosa, ante un conjunto tan impresionante que fue declarado patrimonio de la humanidad en 1984. Cuando uno traspasa la puerta de entrada se encuentra con un bosque de 1300 columnas y cientos de arcos de herradura bicolores que son el sello distintivo de la mezquita de Córdoba.

En el interior de esta gran sala construida entre los siglos VIII y XIII fue añadida una basílica cristiana en el siglo XVI. Aunque parezca mentira, ambos espacios conviven armoniosamente y dan fé de la larga historia de esta mezquita-catedral que a lo largo de los siglos ha sido utilizada por musulmanes y cristianos como espacio de oración. Ahora, esta Mezquita-Catedral asombra a todos y cada uno de los millones de visitantes que cada año viajan hasta la hermosa ciudad cordobesa.

Para conocer aún más la historia de Córdoba durante la época del califato de Córdoba os recomendamos una visita a la cercana ciudad en ruinas de Medina Azahara.

  • Para acceder a la mezquita de Córdoba hay que compra las entradas en un lado del patio de los naranjos. 
  • Se pueden realizar visitas nocturnas, previa reserva. 
  • También es posible entrar en la mezquita-catedral de Córdoba gratis todos los días a primera hora de la mañana (ten en cuenta que solo podrás estar en el interior 1 hora, ya que se desaloja a los visitantes antes de la apertura al público).

•• Una buena manera de conocer la historia de la mezquita de Córdoba es haciendo una visita guiada

Mezquita catedral de Córdoba España
Mezquita catedral de Córdoba
Mezquita catedral de Córdoba España
Mezquita catedral de Córdoba
Mezquita catedral de Córdoba España
Mezquita catedral de Córdoba
Mezquita catedral de Córdoba España
Mezquita catedral de Córdoba
Mezquita catedral de Cordoba
Mezquita catedral de Córdoba


2.- Subir a la torre campanario de la mezquita


En una esquina del patio de los naranjos se alza la torre campanario de la catedral de Córdoba. Lo que un día fue el alminar de And Al-Rahman III, se convirtió siglos después en una torre cristiana para ubicar las campanas que llaman a la oración. Dos religiones, dos altas torres y una misma misión: llamar a los fieles.

Al subir se pueden ver los pocos restos de lo que fue el alminar. Todo lo demás data de finales del siglo XVI. Desde lo alto se tiene unas hermosas vistas de la judería, del patio de los naranjos y sobre todo es interesante, en mi opinión, ver desde las alturas como se solucionó la inclusión de la catedral dentro de la mezquita, teniendo que hacer un hueco muy grande en el techo de la misma.

Para subir hay que comprar las entradas en un lado de la torre. El ticket va aparte de la de la entrada general a la mezquita. Ten en cuenta que suben solo 20 personas cada media hora, por lo que tendrás que comprar pronto las entradas y reservar la hora, si no quieres quedarte sin subir.

Mezquita catedral de Córdoba España
Mezquita catedral de Córdoba
Mezquita catedral de Córdoba España
Patio de los naranjos


3.- Barrio de la judería


Un laberinto de calles estrechas, casas encaladas y bonitos patios llenos de flores... esta es la imagen que todos tenemos de Córdoba. Pasear por las callejuelas, meterse por callejones en los que apenas caben dos personas y perderse por el laberinto de la judería es una de las mejores cosas que se pueden hacer en Córdoba.

En este barrio vivieron los judíos desde el siglo X hasta su expulsión por los Reyes Católicos en el siglo XV. Aquí nació Maimónides, el gran filósofo y médico cordobés cuya estatua puede verse hoy en día en una pequeña plaza. Además, paseando por estas calles empedradas encontramos algunos lugares interesantes que visitar como la Sinagoga (en restauración en 2018), la casa Sefarad o la capilla mudejar de San bartolomé.

Barrio de la judería de Córdoba
Barrio de la judería de Córdoba
Barrio de la judería de Córdoba
Barrio de la judería de Córdoba


4.- Alcázar de los reyes cristianos


Este gran recinto amurallado fue residencia de los reyes cristianos tras la conquista por parte de éstos de la ciudad de Córdoba. En 1236 Fernando III "El Santo" entra en la ciudad y se encuentra con el palacio del califa casi destruido. Años más tarde Alfonso X "El Sabio" comienza su restauración convirtiéndose así en residencia real.

Hoy en día permanecen en pie las gruesas columnas del alcázar, cuatro torres, varias estancias articuladas alrededor de patios y un hermoso jardín que en mi opinión es lo mejor de la visita. En una de las estancias del alcázar se pueden ver los hermosos mosaicos romanos encontrados en las excavaciones de la Plaza de la Corredera.

El mejor momento para ver el alcázar de los reyes cristianos es al caer la tarde, cuando las temperaturas en la ciudad se vuelven más agradables para pasear por los relajantes jardines llenos de flores y frondosos árboles.


Alcázar de los reyes cristianos de Cordoba
Alcázar de los reyes cristianos
Alcázar de los reyes cristianos de Cordoba
Alcázar de los reyes cristianos 
Alcázar de los reyes cristianos de Cordoba
Alcázar de los reyes cristianos



5.- Patios de Córdoba


Un momento ideal para visitar Córdoba es el mes de mayo, y más concretamente las 2 semanas que dura el concurso de patios de Córdoba. La ciudad está aún más bella engalanada con millones de flores colgando de las rejas, o cubriendo los patios de las casas del centro.

Los patios cordobeses fueron abiertos al público por primera vez hace un siglo, en el lejano año de 1918. En 1921 se decidió celebrar un concurso para premiar a los mejores patios de la ciudad, pero el concurso no tuvo demasiado éxito y no volvió a celebrarse hasta 1933. La guerra civil puso en pausa estas celebraciones hasta que en 1944 fueron retomadas de nuevo. Una larga historia de concursos que culminó en 2012 con la declaración de Patrimonio cultural inmaterial de la humanidad por la Unesco.

Cerca de 50 patios entran a concurso cada año repartidos por los distintos barrios del centro de Córdoba. En las oficinas de turismo y en los patios se pueden encontrar planos con todas las rutas. En la puerta de cada uno de ellos se indica el número que ocupa en el plano, el nombre de la calle y se colocan 2 maceteros en la puerta para que sean fácilmente reconocibles...aunque los reconoceréis mejor por las filas de visitantes que hay en la mayor parte de ellos, sobre todo en los del barrio de Alcazar viejo o los más cercanos a la Judería.

La entrada a los patios es gratuita, y tienen un horario de mañana y tarde, con un descanso al mediodía.


Patios cordobeses
Patio cordobés 
patio cordobes
Patio cordobés 
patio cordobés
Patios de Córdoba


6.- Palacio Marqués de Viana


Un magnífica casa señorial del siglo XV en el que además de visitar el interior del edificio, se puede pasear por 12 hermosos patios unidos por galerías, cada uno de un estilo diferente y todos ellos de gran belleza. La casa ha sufrido diversas ampliaciones y reconstrucciones hasta el siglo XX y ha pasado por las manos de varias familias nobles. En la actualidad pertenece a una entidad privada y está abierta al público. Se pueden visitar solo los patios o completar la visita con el recorrido por las estancias palaciegas.

Durante el concurso de patios de mayo, hay un día en el que la entrada es gratuita.

•• Se puede hacer una visita guiada por el Palacio de Viana y los jardines


Palacio Marqués de Viana Cordoba
Palacio Marqués de Viana


7.- Puente romano


El puente romano de Córdoba une la torre de Calahorra con el barrio de la mezquita. Un puente construido en el siglo I sobre el río Guadalquivir y que ha sufrido innumerables reconstrucciones a lo largo de su historia.

En la actualidad apenas queda nada del puente original que durante 20 siglos ha sido el único puente de Córdoba hasta que se construyó uno nuevo en el siglo XX. Durante muchos años y hasta 2004, año en el que se hizo peatonal, pasaba por él la carretera nacional 4 que unía Madrid con Andalucía. Parece mentira pensar que lo que ahora es un agradable paseo peatonal fuera hasta hace poco una carretera repleta de coches.

El mejor momento del día para recorrer el puente romano es al caer la tarde, para tener unas hermosas vistas del centro histórico de Córdoba.


Puente romano de Córdoba
Puente romano de Córdoba


8.- Torre Calahorra


La torre Calahorra, que se encuentra en uno de los extremos del puente romano, era la entrada a la ciudad en la época islámica. En sus orígenes formaba parte de la defensa de Córdoba, aunque a lo largo de su historia ha ido cambiando de forma y de utilidad, usándose incluso como prisión.

En el interior puede visitarse una exposición permanente sobre las 3 culturas que han formado parte de la historia de Córdoba: islámicos, judíos y cristianos.

Desde la torre Calahorra se tienen unas magníficas vistas del centro histórico.

Torre Calahorra de Córdoba
Torre Calahorra de Córdoba


9.- Capilla mudejar de San Bartolomé


Esta pequeña capilla se ha abierto al público hace relativamente poco, en el 2010, ya que ha estado en restauración varias décadas. Se encuentra dentro de la facultad de Filosofía y Letras, aunque en origen este edificio era el hospital Cardenal Salazar. Fue construida entre los siglos XIV y XV en estilo mudejar. Este estilo artístico propio de la península Ibérica, se desarrolló en los reinos cristianos durante los siglos XII y XVI y se caracteriza por usar decoración y materiales de estilo islámico.

La capilla es muy pequeña pero posee una decoración exquisita y muy bella. Un buen lugar para admirar el hermoso arte mudejar.


Capilla mudejar de San Bartolomé
Capilla mudejar de San Bartolomé


10.- Plaza de la corredera


La plaza de la corredera es distinta al resto del centro histórico de Córdoba y tiene más similitudes con las plazas mayores de Castilla.

El amplio espacio rectangular, rodeado en la actualidad de viviendas sociales, ha servido a lo largo de su historia para albergar corridas de toros (de ahí su nombre) o como mercado de abastos. De hecho, a finales del siglo XIX fue construido un edificio en medio de la plaza para servir a este fin. Este mercado fue derribado a mediados del siglo XX para construir un mercado subterráneo. Durante las excavaciones salieron a la luz mosaicos romanos que ahora se exponen en el Alcazar de los reyes cristianos.

Es un buen lugar para tomar algo en sus innumerables terrazas, alejadas del bullicio de los turistas que invaden el centro histórico.

Plaza de la corredera
Plaza de la corredera


11.- Plaza de los capuchinos y el Cristo de los faroles


Aunque la plaza es conocida por la estatua de Cristo realizada en el siglo XVIII y rodeado de 8 faroles que se iluminan por la noche, a nosotros nos gustó especialmente al atardecer debido a la tranquilidad que se respira en esta zona de Córdoba menos visitada por los grupos turísticos.

La plaza, rectangular y empedrada está rodeada de varios edificios religiosos entre los que se encuentran el convento de los dolores y la iglesia del santo ángel. Un remanso de paz en el ajetreo turístico cordobés.

Plaza de los capuchinos y el Cristo de los faroles en Cordoba España
Plaza de los capuchinos y el Cristo de los faroles


12.- Reales caballerizas


Justo al lado del alcázar de los reyes cristianos se encuentran estas caballerizas que fueron construidas en 1570 por decreto del rey Felipe II. La intención del monarca era albergar en ellas los mejores sementales y las mejores yeguas de la zona para criar el caballo andaluz. El edificio fue ubicado en la zona que ocupaban las antiguas caballerizas de la época califal.

En 1734 sufrieron un gran incendio y quedaron destruidas por completo, aunque fueron reconstruidas por orden de Carlos III.

Hoy pueden visitarse estas caballerizas para ver de cerca algunos ejemplares magníficos de caballo andaluz. A lo largo del día los jinetes entrenan a los caballos en la arena donde por la noche tiene lugar un espectáculo de doma.
En el caso de que acudáis al espectáculo nocturno, podéis con la misma entrada volver a las reales caballerizas para ver más cerca tan hermosos animales y para ver los entrenamientos.

Reales caballerizas de Córdoba
Reales caballerizas de Córdoba


•• Una buena manera de conocer Córdoba es hacer alguno de los recorridos guiados por la ciudad. Elige el que más te guste.


Mezquita de Córdoba


No hay comentarios

Gracias por tu comentario